La miel tiene usos terapéuticos que desconocías

La miel de abejas es muy popular en el mundo, y desde hace mucho: alimento rico en carbohidratos y nutrientes, también puede ser empleada con fines medicinales, y no solo a través de su ingesta sino también desde fuera. En este artículo, te contamos algunos de estos usos, que van desde el tratar heridas hasta para regular la función intestinal, entre otros.

#1 Para las heridas: la miel es desde antaño utilizada para ayudar en el proceso de cicatrización de la piel, ya sea por una pequeña herida o bien por una quemadura. Es antibacteriana y combate naturalmente microbios y gérmenes, por lo que previene de infecciones, al tiempo que es buen antiinflamatorio y favorece la acción de las defensas naturales.

Además, es ideal para aliviar el dolor y la irritación. Para usar, solo deberás aplicar un poco de miel sobre la zona afectado, dejando que seque y repetir cuantas veces consideres necesario, hasta que mejore.

#2 Para el cutis: otro de sus usos difundidos es como una mascarilla natural para el cutis, ya que aporta hidratación y nutrición. A diferencia de  otros aceites, la miel no aporta textura grasa extra, por lo que puede ser usada sin problemas como mascarilla para pieles de todo tipo, mixtas, grasas o secas.

Consigue un cutis perfecto

Si se tiene acné, también se aconseja su uso, ya que gracias a sus propiedades antibacterianas mejora el cutis. Su aplicación será de lo más sencillo: solo habrá que aplicar una capa fina de miel por el rostro y dejar actuar por unos 30 minutos. Luego, se aclarará con agua tibia y se secará bien el cutis.

#3 Champú: así como para la piel, la miel también puede utilizarse para lavar y cuidar el cabello de forma 100 por ciento natural. Ayuda a regular la producción de sebo, al tiempo que combate la caspa e hidrata el pelo sin dejar residuos. El consejo es usar una cucharada sopera de miel diluida en 200 ml de agua y aplicar, o bien usar el champú habitual y emplear la miel a modo de acondicionador o mascarilla.

#4 Regula el funcionamiento intestinal: la miel es benéfica también para los intestinos y sus procesos, actuando como laxante suave, por lo que combate el estreñimiento, al tiempo que favorece la eliminación de parásitos, en caso de haberlos. La recomendación es tomar cada mañana, en ayunas, un vaso de agua caliente con una cucharada sopera de miel y una cucharada de vinagre de manzana sin pasteurizar.

miel3

#5 Favorece la digestión: de igual modo, la miel propicia una mejor digestión, al tiempo que es un remedio natural para tratar varios problemas como acidez o úlceras digestivas. Equilibra la secreción de jugos gástricos, a la vez que actúa como antiinflamatorio y cicatriza las posibles lesiones sobre la mucosa digestiva.

#5 Mejor descanso: la miel es asimismo un remedio natural contra la ansiedad y el insomnio, contribuyendo a un mejor descanso, ya que sus compuestos favorecen la producción de serotonina, hormona directamente relacionada con el estado de ánimo y con la relajación. Se puede tomar cada noche, antes de ir a la cama, como endulzante de una infusión relajante o bien con un vaso de leche de avena.

Imágenes: alimentatubienestar.es, nichonatural.com

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *