Meditación: no te dejes dominar por el efecto “sombra”

Los procesos inconscientes son grandes contenedores de información residual de la mente. Aunque aparentemente desestimados, determinados grupos neuronales acumulan recuerdos y experiencias que terminan creando una especie de ‘vida instintiva’ que funciona en paralelo y sin ningún control sobre nuestros procesos lógicos y estados anímicos. La meditación es una técnica muy antigua y eficaz para potenciar y ayudar a nuestra mente a sobrellevar los procesos anímicos más inestables.

Si no ningún tipo de control sobre ellos, partes de nuestra personalidad pueden verse afectadas y esto terminará afectando de forma negativa nuestras actitudes y relaciones personales. Experiencias pasadas, recuerdos o traumas aparentemente olvidados o superados por nuestra mente consciente pueden terminar convirtiéndose en perturbaciones psíquicas graves, además de hacernos vivir en un continúo estado de ansiedad y estrés.

meditación

Este grupo de neuronas que de forma imperceptible contaminan el bienestar físico y emocional es lo que se denomina el efecto sombra. Esta red de procesos instintivos e inconscientes actúan fuera del orden y la armonía del conjunto corporal, y su efecto sobreexcita los impulsos instintivos de protección haciéndonos vivir en un estado de alerta continuo, cosa que resulta muy perjudicial. La alteración de estos tipos de grupos neuronales produce altos niveles de cortisona y adrenalina, que impiden el correcto y equilibrado funcionamiento del cerebro y sus ondas, produciendo desórdenes y disfunciones tanto a nivel psíquico como físico. Almacenadas en lo profundo del subconsciente, estas sombras escapan a todo control de los procesos lógicos  y actúan libremente sin la dirección y objetividad de la personalidad.

meditación

Cuando esto sucede, nuestro efecto sombra nos hace experimentar altos niveles de estrés y ansiedad que terminan provocando malestar y afectan nuestro estado de ánimo. La meditación es una de las herramientas más beneficiosas que existen para recuperar el estado armónico de los procesos generados en el mundo subconsciente. El aumento de las ondas alfa que conseguimos cuando nuestro cerebro se encuentra en estado parasimpático – totalmente relajado o en meditación – son potentes frecuencias que nos permiten no sólo acceder a los estados profundos del mundo mental interior, si no re-programar y reconducir a este grupo de neuronas.

La práctica de ejercicios meditativos diarios puede ayudarnos a recuperar el bienestar a través del poder armonizante y sanador de nuestras ondas alfa, consiguiendo que cualquier sombra, proceso o recuerdo subsconsciente vuelva a formar parte del conjunto físico y mental que nos libre de los bloqueos del estrés y nos permita recuperar el control sobre la armonía y el equilibrio personal.

Imágenes: Pinterest, Este Instante

Autor: Anabel

Comparte esta noticia en

1 Comentario

  1. Me cuesta mucho disciplinarme diariamente con al meditacion, me pueden sugerir alguna guiada que pueda encotnrar en internet. Gracias.

Trackbacks/Pingbacks

  1. LA MEDITACIÓN Y EL EFECTO “SOMBRA” | LOS SILENCIOS DE ANNA - [...] http://sanamente.com/la-meditacion-y-el-efecto-sombra/ [...]

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *