La guía definitiva sobre la cena

Hay muchos mitos y falsas teorías acerca de la cena. Algunos estudios afirman que hacer pronto la última comida del día aumenta la quema de grasa, otros dicen que cenar a las 10 nos hace consumir 248 calorías más que si lo hacemos antes e incluso que tomando carbohidratos por la noche se controla mejor el apetito al día siguiente.

Pero, ¿cuál es la realidad sobre la cena que sí debemos creer?

What's the real ? "Balance. And once you learn what works for you, you're set" – read the full article on @thethirty of why macronutrients matter more than calories! link in bio ✨

A post shared by Farah Fahad MS, RD, Dietitian (@thefaraheffect) on

¿Qué hora es ideal para cenar? 

Depende de los horarios y el estilo de vida que lleve cada persona. Ninguna opción es incorrecta o poco saludable, tal y como explica Farah Fahad, dietista y fundadora de ‘The Farah Effect’, “Yo diría que tres horas es el tiempo idóneo que debe pasar entre la cena y la hora de acostarnos” cuenta, “es un buen tramo para hacer la digestión y no acostarte con el estómago lleno”.

Alissa Rumsey, autora de ‘Three Steps to a Helthier You recomienda cinco horas entre comidas. “Presta atención a tus señales de hambre” explica, y es que a menudo cenamos a una hora socialmente designada y eso puede hacerle daño a nuestro metabolismo. Si tienes hambre, tu cuerpo te pide calorías, si tu cuerpo no te las pide es porque no las necesita.

Intenta mantener una regularidad en tus horarios o, por el contrario, “tu cuerpo empieza a perder sus señales de hambre” advierte Fahad. Si priorizas el desayuno, la comida y la cena, tu cuerpo tendrá hambre en los momentos apropiados.

⬆️ Protein & Healthy Fats will ⬇️ Sugar Cravings #mbgnosugarweek #thefaraheffect

A post shared by Farah Fahad MS, RD, Dietitian (@thefaraheffect) on

¿Cuánto hay que cenar?

Farah Fahad aconseja cenas ligeras, “piénsalo: la comida es energía. ¿Por qué vas a ingerir tanta energía antes de ir a dormir? ¿Para qué la necesita tu cuerpo?” explica, “cuando vas a la cama, tu cuerpo se apaga”.

Rumsey afirma que las comidas altas en grasa se digieren más despacio y pueden causar problemas de reflujo y acidez estomacal. Fahad añade que las comidas copiosas harán que “tu sangre se entre solo en la digestión y no en el resto del cuerpo, lo que frenará el descanso y la recuperación mientras duermes“. Sentirte muy cansada y baja de energía por la mañana es una señal reveladora del impacto que puede tener una cena pesada.

¿Qué cenar?

Fahad asegura que se debe evitar la ingesta de carbohidratos, alimentos fritos y postres, “se transforman en azúcar en sangre y provocan un aumento de insulina” explica, “no vamos a consumir energía por lo que se almacenará como grasa”. Si vas a consumir hidratos, que estén equilibrados con proteína y grasa.

Imágenes: Elle

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *