La fruta mejora tu día a día

¿Retienes líquidos? ¿Tus defensas están bajas? ¿Tienes problemas para digerir la comida? La fruta puede ayudarte en estos y otros problemas.

Las cerezas son una de las frutas más consumidas en verano, por su intenso sabor y su reducido tamaño. Si retienes líquidos la cereza es el mejor remedio.

El albaricoque y los higos son un alimento energético. Recupera las fuerzas con el albaricoque, rico en carotenos, ácido fólico y vitaminas A y C. Además es ideal si sufres anemia. Los higos son ricos en magnesio, esencial para el buen funcionamiento de músculos y nervios.

Si estas a dieta, el melón y la sandía son tus frutas ideales ya que aportan pocas calorías. Se trata de frutas diuréticas que favorecen el tránsito intestinal. Además es el mejor remedio para calmar la sed.

Para solucionar los problemas digestivos, el melocotón y la ciruela son las mejores opciones. El melocotón rico en sodio y en vitaminas A, B y C ayuda también a purificar la piel. La ciruela, rica en vitaminas B, C y fibra, mejora además los estados de fatiga.

¡No te lo pienses más, disfruta este verano de una dieta sana y resfrescante!

Autor: Mireia Egea

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *