La dieta de la longevidad: ¿De qué se trata?

La dieta de la longevidad está basada en estudios realizados por el biólogo italiano Valter Longo, quien mantiene que podemos llegar a los 110 años o más comiendo más verduras y practicando ayuno. El experto explica en su libro: “La dieta de la longevidad” que para ser centenario es fundamental tener una alimentación balanceada, en la cual es fundamental la cantidad que comemos, el ejercicio que practicamos, evitar las grasas y azúcares, y practicar ayuno, que contribuye a la regeneración celular y a fortalecer el sistema inmunitario.

¿Cómo funciona la dieta de la longevidad?

Lo más importante es cambiar el estilo de vida y los hábitos alimentarios. La alimentación tiene que ser variada con todos los nutrientes necesarios, no evitar el desayuno, respetar la merienda, practicar deporte y no cambiar de manera radical las costumbres alimentarias. Realizar una dieta con poca carne,  abundantes frutas y verduras, comer a horas determinadas, cenar muy ligero y hacerlo mínimo 3 horas antes de ir a dormir.

Recomendaciones para aplicar en la dieta

  • Limitar el pescado a dos o tres por semana.
  • Reducir al mínimo las grasas saturadas animales y los azúcares.
  • Consumir legumbres, guisantes, garbanzos, lentejas, como fuente principal de proteínas.
  • Incorporar grandes cantidades de carbohidratos complejos. Alimentos ricos en fibra como cereales integrales, arroz, avena, vegetales con almidón, patatas, guisantes, lentejas.

  • Comer en un intervalo de 12 horas diarias, después de las 8 de la mañana y acabando antes de las 20 horas de la noche.
  • Ingerir la última comida tres o cuatro horas antes de acostarte.
  • Practica el ayuno una o dos veces al año SIEMPRE según los consejos de tu nutricionista.
  • Mantén controlado tu peso corporal y la medida de tu abdomen.

Recuerda

  • El ejercicio es un PUNTO CLAVE para mantener el cuerpo sano.
  • Caminar rápido una hora diaria.

  • No usar las escaleras mecánicas.
  • Practicar largas caminatas el fin de semana a la naturaleza.
  • Hacer ejercicios con pesas o de otro estilo para reforzar los músculos.

La alimentación es muy importante a la hora de prevenir los efectos de enfermedades de todo tipo. Seguir estos buenos hábitos es fundamental para vivir más años con una buena calidad de vida, palabras de un experto y estudioso en el tema.

Imágenes: Plano Informativo, Telam, Diario Río Negro, El rincón de la moda.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *