La dieta nos ayuda en época de exámenes

Para las que están en plena temporada de exámenes, es importante asegurarnos de que los estudiantes comen de manera adecuada para recuperarse de todo el esfuerzo hecho con los estudios. Si elegimos los alimentos adecuados, podremos lograr la relajación muscular, recuperar el ánimo y normalizar el ritmo digestivo, alterados por el estrés del estudio.

Los expertos en nutrición recomiendan que después de los días de ansiedad pasados por los estudios y la misma realización de los exámenes, se elijan los alimentos adecuados para aliviar tensiones. Todos ellos deben ser ricos en vitaminas del grupo B, fibra, proteínas de calidad e hidratos de carbono complejos.

Hay que tener en cuenta que el preparar exámenes no solo agota mentalmente, sino también provoca problemas musculares, ya que se adopta una mala postura a la hora de estudiar. Por eso, son frecuentes las contracturas cervicales o cervicalgias, la tensión en la boca y las molestias -o dolores- tras la ligera presión en los laterales de la cabeza y en la parte frontal. Para ayudar a recuperarnos, en nuestra dieta no pueden faltar:

  • Ensaladas de hoja verde, como la de espinacas y champiñones marinados, u otras que mezclen hojas pequeñas como la rúcula, los canónigos o los berros.
  • Macedonia de fruta fresca para merendar, ya que nos proporciona una gran variedad de vitaminas, antioxidantes, minerales y fibra, ésta última muy importante durante las épocas de exámenes.

examenes

  • Frutos secos poco tostados como las pipas de girasol, las de calabaza y el sésamo. Puedes añadirlos a tus platos, como en ensaladas o platos de carne guisada.
  • Bocadillos de atún, bonito, caballa o ‘sardinillas’. Estos pescados enlatados son una fuente indiscutible de ácidos grasos omega-3, con propiedades antiinflamatorias muy beneficiosas para la recuperación completa del organismo después de periodos de sobre esfuerzo.
  • Copos de avena para desayunos y tentempiés, que contrarrestan el efecto irritante ocasionado por un abuso de comidas rápidas, frituras, bebidas excitantes y tabaco, además de los nervios. Aportan energía por las mañanas.

¡Suerte!

Imágenes: Pinterest, El tenedor

Autor: M Dolors Sesplugues

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *