La belleza física es cuestión de simetría ¿Qué tanta armonía hay en tí?

¿Te has puesto a pensar cuál es el secreto que guardan los rostros y cuerpos más admirados a lo largo de la historia de la humanidad?, la respuesta se reduce a una sola palabra: simetría.

Nada tiene que ver el color de ojos, las medidas corporales exageradamente voluminosas o el look capilar, simple y llanamente que nuestras facciones y cuerpo guarden una simetría armónica.

Recientemente el periódico El Mundo publicó un estudio realizado por la Universidad de Brunei en el que analizaron a los seres humanos con más ‘sex appeal’ para determinar cuáles son los atributos que lso hacen más atractivos y llegaron a conclusiones interesantes.

¿Quieres conocerlas?

En el caso de los varones la simetría se fundamenta en un torso grande, buenos hombros, pechos pequeños, piernas fuertes y una altura aceptable. En el caso femenino triunfan las piernas largas, el pecho considerable, hombros pequeños y una proporción cintura- cadera determinada.

Si tu crees que esto es moda, la realidad es que seguimos siendo tan primarios como cuando el hombre por primera vez pudo mantenerse firme en dos pies. Las características que buscamos, están directamente relacionadas con el potencial reproductor, la calidad de los genes, la capacidad competitiva y la salud, incluyendo la facultad para evitar a los parásitos con más facilidad.

Este proceso se realiza a nivel inconsciente y nos guiamos por la vista y el olfato.

La investigación fue dirigida por William M. Brown (académico de la Universidad de Brunei) quien buscaba comprobar si un cuerpo asimétrico, de acuerdo a la teoría evolutiva, se relaciona con la enfermedad y se considera una mala opción como pareja.

Investigaciones anteriores ya habían apuntado que los rostros simétricos son mucho más atractivos, pero para Brown y su equipo no eran consistentes, puesto que se basaron en fotos en las que el pelo, las ropas e incluso el ángulo de visión podían haber influido en la decisión final.

Para que no hubiera pretexto de que el photoshop hace milagros y cualquiera se ve bien, utilizaron un explorador óptico tridimensional y crearon imágenes muy apegadas a la realidad de los cuerpos de 40 varones y 37 mujeres. Este sistema recogió con exactitud milimétrica sus medidas y rasgos faciales.

Para determinar la armonía del cuerpo se les midió cada parte como el cuello, hombros, pecho, bíceps, tobillos, muslos, rodillas, etc. Después de contar con los modelos virtuales fueron sometidos a una evaluación con 87 voluntarios quienes calificaban los cuerpos que les resultaban más atractivos. Ni la raza, ni el color de pelo o la luz pudieron afectar su elección.

El resultado fue evidente: los cuerpos simétricos resultan más atractivos sexualmente, esa simetría es muy diferente según el sexo de la persona en cuestión.

En las hembras humanas se considera que la selección de aquellas con una cintura pequeña y cadera grande, pechos de gran tamaño y piernas largas tienen que ver con su mayor índice de fecundidad. En los machos humanos, se valora su fuerza (altura, hombros anchos, piernas más cortas) porque la selección natural habría dado el éxito a quienes vencen al entrar en competencia con otros cuyos cuerpos mostraban debilidad.

¿Porqué son atractivas las piernas largas?

Los investigadores británicos observaron una relación directa entre estas y el funcionamiento locomotor del ser humano.

Esto también responde a factores culturales, por ejemplo, en Jamaica la simetría en las extremidades inferiores es mucho más destacada que en la parte superior del cuerpo, por la importancia que han tenido las piernas en su selección natural (el récord mundial de velocidad lo batió el jamaicano Usain Bolt).

El blanco más importante de la selección sexual (de acuerdo a la investigación) podrían ser nuestras extremidades inferiores (ya que la muestra en la que se basa el estudio), mostró fluctuaciones de simetrías en la parte superior del cuerpo, pero no en las piernas.

Sabemos que la perfección no existe, pero la conclusión de este estudio es que mientras más corresponda la parte derecha de tu cuerpo con la izquierda más simétricos somos, todos los seres humanos tenemos un ojo, brazo o pierna diferente (por milímetros), mientras más escasa sea esa diferencia, en teoría tenemos mejores genes, lo que nos hace más atractivos a los ojos de los demás.

En gustos se rompen géneros.

Ver Más…

Conoce a las 10 ‘vecinitas’ de FHM… ¿Por quién votas tú?

Josh Hartnett pillado en pleno calentón

Autor: Karina Santillan

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *