Gripe: síntomas y cómo tratarla con remedios caseros

La gripe es una de las enfermedades virales más comunes en la población y es que se contrae por el contacto, a través de partículas de saliva y secreciones nasales o por algún elemento contaminado. La gripe ataca al sistema respiratorio y, a diferencia del resfriado común, puede producir episodios de fiebre alta.

Síntomas

Las manifestaciones de la gripe son más rápidas que las de un resfriado, los síntomas aparecen de 1 a 7 días después de tener contacto con el virus. La fiebre alta es una de las principales señales de que se tiene el virus, aún que también lo son los dolores musculares, escalofríos y sudoración, dolor de cabeza, tos persistente, fatiga y debilidad, congestión y secreción nasal y dolor de garganta.

¿Cómo tratar la gripe?

La mayoría de casos suelen ser leves y no requieren intervención médica. Se pueden ingerir medicamentos analgésicos y antipiréticos para reducir los síntomas aunque la base del tratamiento son cuidados caseros.

¡Importante! Los medicamentos antibióticos no están indicados para la gripe e ingerirlos podría producir resistencia a los mismos, lo que representa un peligro para la salud.

La primera medida es evitar la propagación del virus ya que puede pasar de un organismo a otro en segundos. Para ello, lo ideal es mantener a la persona aislada o con tapabocas, debe usar pañuelo para absorber fluidos nasales y las partículas que se absorben al toser o estornudar y lavarse las manos varias veces al día.

La persona infectada debe beber abundante líquido porque esta enfermedad suele causar deshidratación ya que el organismo se esfuerza más por regular la temperatura y luchar contra el virus. El agua es lo que más se debe consumir, pero también caldos, jugos de frutas e infusiones. También hay sueros caseros que venden en farmacias y que son muy efectivos.

Algunos remedios caseros pueden calmar el malestar general, la congestión y otros síntomas. La infusión de equinácea, sauco o jengibre pueden ser opciones efectivas, aunque también miel y limón, cebolla y miel, vapores de eucalipto y masajes en el pecho con aceites esenciales descongestionantes.

Fuente: Mejor con Salud

Imágenes: HolaDoctor, Vicks, ClikiSalud

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *