Estas Navidades… ¡marisco para la crisis!

Esta Navidad parece que todos vamos a tener que apretarnos el cinturón pero no pasa nada podemos comer marisco con imaginación.

Seguramente no podamos engañar a nuestro paladar pero si a la vista, así que, ante la crisis comeremos marisco aunque sea visual. El truco consiste en crear una langosta a base de embutidos: salchichón, salami, chorizo, mortadela, jamón de york o de pavo (el embutido en sí da igual lo importante es que cree buen efecto), pan de molde, olivas negras y alguna hierba aromática para los bigotes.

El tronco de la langosta lo haremos intercalando rodajas de pan de molde y salchichón. La cola con una rebanada de pan de molde cortada como si fuera un abanico con salami encima y unos cortes en la parte redondeada, la cabeza la haremos con el pan cortado en tres picos y en el de medio pondremos una rodaja doblada de salchichón con dos aceitunas negras encima a modo de ojos sujetados por palillos. Para finalizar haremos las pinzas con dos esquinitas de pan de molde recubiertas de salami y colocaremos los bigotes de hierbas aromáticas.

Nécoras para la crisis

El resultado no será exquisito pero por lo menos es gracioso visualmente y lo más importante en estos momentos, barato. No sé si a tus invitados les gustará mucho pero seguro que a los niños de la casa les encantará y querrán comerlo todos los días. Además si la idea te gusta también puedes crear nécoras, vieiras y todo lo que tu creatividad imagine.

Vieras ‘low cost’

Langosta para todos

Ver más…

¿Cómo mantener mi peso en invierno?

10 Consejos para estar en forma antes de Navidad

Autor: Laura Mayor

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *