¿Enamorada de distintas personas al mismo tiempo?, tal vez se trate de Poliamor

Las conductas de los seres humanos cambian a lo largo del tiempo, antes estábamos acostumbrados a un concepto de familia determinado que nos remitía a mujer, hombre e hijos y ahora eso no necesariamente tiene porqué ser así; algo parecido ocurre en las relaciones sentimentales ¿Quién dice que solo deben ser entre dos?

Tal vez la palabra poliamor no te suene pero es un concepto acuñado en los 60’s con el que se identifican todas aquellas personas que se consideran capaces de mantener más de una relación íntima, amorosa y sexual de manera duradera y simultánea con varias personas, con el pleno consentimiento y conocimiento de todos los involucrados.

¿Te imaginas? Evidentemente en estas relaciones no tienen cabida los celos y requieren dos ingredientes básicos de acuerdo a quienes lo practican: que exista más de una pareja y que el amor sea lo que los une.

¿Quieres conocer en qué consiste?

¿Qué es el poliamor?

Este concepto incluye todas las orientaciones sexuales que presuman de su capacidad de entregar amor al universo, enarbolando la bandera de la sinceridad, ellos antes de iniciar una relación se toman la molestia de informar a aquellas personas con quienes les interesa comenzar algo que su corazón es tan grande que pueden llevar una relación igualmente importante al mismo tiempo con dos o tres personas, si esto al aspirante a pareja no le representa ningún problema siguen adelante.

¿Son infieles quiénes practican el poliamor?

Así como Batman tiene el bati-móvil, la bati-moto y el bati-baile, los poliamorosos han reconocido el concepto de polifidelidad, es decir, involucran múltiples relaciones románticas donde el contacto sexual se restringe a los miembros específicos del grupo (los 3, 4, 5 ó 10 involucrados y nadie más).

Para quien practica el poliamor la fidelidad se define como la honestidad con sus amores respecto a sus relaciones, adhiriéndose a los compromisos establecidos con cada uno de ellos.

Yo contigo y tú con quien quieras

Existe también una variante del poliamor y son las relaciones ‘mono poliamorosas’ en ellas uno de los miembros de la pareja decide mantener una relación convencional pero acepta que el otro sea un poco más abierto en sus prácticas sentimentales.

Los poliamorosos tienen que negociar con todos los involucrados en la relación cómo debe funcionar el vínculo entre todos y definir claramente las reglas del juego para que nadie se sorprenda o se sienta engañado.

Evitar el apego

Las personas en relaciones convencionales a menudo acuerdan no buscar otras relaciones en ninguna circunstancia, ya que atentarían con diluir o sustituir la relación primaria. Los poliamorosos creen que estas restricciones no son de hecho lo mejor en una relación, ya que tiende a reemplazar confianza con prohibiciones posesivas, y ponen las relaciones en un marco de propiedad y control haciendo sentir que el otro les pertenece.

¿Duran las relaciones poliamorosas?

De acuerdo a la web poliamoria.com la duración, o el anhelo de duración no parece ser un ideal fundamental, a diferencia del paradigma de la monogamia que considera la separación como un fracaso. Ya que en la poliamoría el anhelo de duración no es fundamental, las rupturas y transiciones gozan de mayor comprensión y son más fáciles. La mayor relevancia parece estar en la calidad del tiempo, más que la cantidad de tiempo, o en su duración.

Recomendaciones para llevar una relación poliamorosa

Franklin Meaux escribió un artículo sobre el cuidado y la atención en las relaciones secundarias y podemos sacar algunos consejos:

a) Si tienen claro que es una relación secundaria, no pretendas que compartan vínculos más estrechos.
b) Si se trata de una relación primaria (alguien con quien quieres compartir más tiempo, tus bienes, etc.) no lo trates como una relación ocasional.c) Las relaciones poliamorosas se benefician por la flexibilidad, no hay que forzar nada.
d) Si vas a entrar a una relación como pareja secundaria analiza si no te incomoda este roll, si es así, continúa adelante.

Antes de emprender una relación poliamorosa es necesario que conozcas las reglas del juego, que preguntes respecto a las limitaciones, derechos y responsabilidades que adquieres al formar parte de ella, ¿cuál es la razón de ser de cada una de las limitantes?

Averigua qué es lo que esperas de la relación y qué esperan de ti. Y recuerda que en todo momento es fundamental el uso incondicional de la verdad.

Testiminio de una relación poliamorosa

De acuerdo a una entrevista publicada en el diario español El Mundo a un trío poliamoroso integrado por un hombre y dos mujeres, el objetivo de esta forma de vincularse sentimentalmente no es integrar un harén; de hecho una de las integrantes de esta relación está esperando un bebé y se siente muy contenta de que su hijo pueda contar con dos madres y un padre.

Entre los tres se reúnen dos veces al mes para revisar las finanzas y tienen abierta una cuenta conjunta para los gastos. Las citas y salidas de fin de semana suelen ser los desembolsos más grandes pero antes de hacer el gasto se habla entre todos, consideran que ser infiel es más caro y ser honesto es más barato.

Los miembros de esta relación poliamorosa recomiendan a quienes se interesen por introducir el poliamor en su relación a hacerlo antes de que ya hayan iniciado una relación con otra persona ya que lo más importantes es la honestidad.

Rodrigo Martínez de Ubago, psicólogo clínico del centro Quality Psicólogos, fue entrevistado por Loreto Mármol para el suplemento Magazine de El Mundo y en relación al poliamor considera que siempre acaba perdiendo alguien: ‘Puede que uno de los individuos se sienta menos querido y su autoestima se vea afectada’. A su juicio, puede triplicarse el desengaño amoroso o, por el contrario, puede actuar de vacuna porque ‘si uno me deja tengo a otro’. No obstante, concluye que este tipo de relaciones no suele llegar a buen término.

Por lo pronto, cada persona es un universo y el poliamor es un planeta que gravita en la personalidad de un gran número de gente.

Ver Más…

¿Sabrías utilizar el sexo como castigo? Aprende a practicar el spanking

Sexo oral para él: un paseo por las zonas más calientes de su anatomía

Autor: Karina Santillan

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *