En familia: Solucionar situaciones conflictivas

Aprende a escuchar y respetar a todos los miembros de tu familia para tener unas vacaciones relajantes y equilibradas.

Tras haber pasado todo el verano
conviviendo con tus hijos de vacaciones y aquellos familiares a los que no
sueles ver a menudo ya te habrás dado cuenta de lo difícil que es gestionar
ciertas situaciones conflictivas en las que cada parte cree tener razón y nadie
consigue ponerse de acuerdo sobre qué visitar o dónde comer.

Seguir estos consejos te ayudará a evitar este tipo de
situaciones conflictivas y hacer que cada miembro de la se sienta bien
y disfrute de sus vacaciones sin que otros interfieran en ellas:

1. Todos los miembros de la
familia tienen voz y voto

Aunque los niños siempre quieran jugar y hacer
planes más activos, es importante escucharlos y seleccionar alguna de sus
preferencias para que ellos también disfruten de las vacaciones. De esta
manera, será necesario alternar entre actividades culturales, de relajación, de
ocio y diversión que satisfagan a toda la familia.

2. Es importante que cada persona
tenga su espacio

La intimidad es fundamental para dedicarse tiempo a uno
mismo, pensar, leer, disfrutar contemplando el paisaje o simplemente
desconectar un rato
del resto del mundo. Por ello, aunque se comparta
habitación es muy importante darle a cada miembro de la familia su pequeño lugar,
su espacio personal donde pueda sentirse en calma durante unos minutos.

3. Hay que evitar las búsquedas
de culpables

A veces tenemos unas expectativas muy altas de nuestros viajes y
luego las vacaciones no salen como nos esperábamos. En esos momentos de
desencanto es muy importante no culpar a nadie, no hacer sentir mal al que
eligió el destino ni exigir responsabilidades a nadie.

Las vacaciones son un momento en
familia
y debe participar todo el mundo en las decisiones que se toman, de
manera que si algo sale mal dependerá de todos los miembros y no de uno en
particular.

4. Búsqueda de puntos en común

Además de evitar ciertos comportamientos, también hay que favorecer otros. En
el caso de las vacaciones, no hay nada que una más a la familia que los
momentos de diversión en común. Un recurso muy utilizado para favorecer estos
vínculos es proyectar las fotos que se han tomado cada día en el ordenador o en
la televisión e irlas comentando para ver qué es lo que ha gustado más y menos
de cada jornada.

Por tanto, para tener unas buenas
vacaciones es importante ser respetuoso y tolerante, escuchar a todos los
miembros de la familia y concederles su espacio a la vez que se favorecen los
puntos en común. ¡El éxito de vuestras vacaciones depende de vuestra habilidad
para trabajar en equipo!

Más sobre: familia | psico |

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Macbook Pro
* Intel Core i7 (3.8GHz, 6MB cache)
* Retina Display (2880 x 1880 px)
* NVIDIA GeForce GT 750M (Iris)
* 802.11ac Wi-Fi and Bluetooth 4.0
* Thunderbolt 2 (up to 20Gb/s)
* Faster All-Flash Storage (X1)
* Long Lasting Battery (9 hours)