El vino blanco también mancha los dientes

Hasta ahora muchas pensábamos que el vino tinto era un gran enemigo de la blancura de nuestros dientes, pero ¡sorpresa! El blanco tampoco es un santo, afectando también nuetsra sonrisa.

No ponemos en cuestión que el vino tinto, consumido con moderación, es un excelente aliado para nuestra salud cardiovascular, además de ofrecernos un buen aporte de antioxidantes. Pero también es cierto que esta deliciosa bebida tiene sus efectos sobre el esmalte dental, manchando los dientes si la consumimos con cierta frecuencia.

Esta es una de las razones principales por las que muchas personas prefieren el vino blanco cuando se trata de disfrutar de una copita, sin embargo esta alternativa no es tan maravillosa como se creía, pues también tiene sus efectos sobre nuestra sonrisa.

El vino blanco mancha los dientes incluso más que el tinto si es combinado con otras bebidas. Según un estudio realizado por la Universidad de Nueva York, las personas que ingieren vino blanco y que además tienen el hábito de tomar bebidas con cafeína, verán su sonrisa afectada pues la acidez del pH de esta bebida al ser mezclada con otras que contienen cafeína, penetra en el esmalte dental modificando su tono y manchándolo a mediano plazo.

Es decir que si tomamos una copita o varias copitas de vino blanco y después una taza de café o té, estaremos aumentando el riesgo de modificar el tono de nuestros dientes. Este descubrimiento deja claro que la opción del tinto no es tan mala como parece.

Que el vino blanco mancha los dientes era algo ya sabido por los dentistas, por eso recomiendan que luego de consumirlo realicemos una limpieza profunda en nuestra boca con el uso incluido de enjuague bucal para disminuir sus efectos y poder mantener nuestra sonrisa blanca y hermosa por más tiempo.

Imagen: Buchitos gastronómicos

Autor: Debora De Sa

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *