El falso milagro de las dietas milagrosas

¿Quién no ha oído hablar de las famosas dietas express? Seguro que alguna vez habéis recurrido a las dietas milagrosas con tal de perder de una forma veloz los kilos de más. Son métodos muy populares para perder peso, y aunque consigamos perder esos kilos que nos sobran de forma rápida y efectiva, hay que tener en cuenta que son dietas muy peligrosas para nuestra salud. La Dra. Petra Navarro, Especialista en Nutrición en INSTIMED, nos desvela los falsos milagros de estas dietas que parecen ser milagrosas.

Las ‘Dietas Milagro’ deben su nombre a que conllevan una pérdida de peso más o menos rápida sin tener en cuenta las necesidades del organismo; a veces llegan incluso a ser peligrosas debido a que son carentes en ciertos nutrientes y debido a la pérdida de peso de forma acelerada que conllevan. Y es que cuando se trata de perder peso, se cometen auténticas locuras. Sin embargo, para adelgazar de forma saludable es indispensable acudir a un médico, y él es quien debe prescribir este tipo de dietas.

El principal riesgo de las Dietas Milagro son su carencia de proteínas, vitaminas y minerales que pueden desencadenar en trastornos alimenticios severos y que por lo general siempre desencadenan un efecto rebote debido a que con estas dietas solo se consigue perder agua que posteriormente se recupera en forma de grasa. 

dietasHay tres tipos de dietas rápidas o Milagro que son perjudiciales para el organismo:

  • Dietas hipocalóricas desequilibradas: su bajo aporte calórico resulta insuficiente para una nutrición correcta. Con pocas calorías resulta muy difícil confeccionar una dieta con un aporte de micronutrientes suficiente, por lo que pueden generar problemas a medio plazo. Provocan un efecto rebote caracterizado por una rápida ganancia de peso que se traduce en un aumento de masa grasa y pérdida de masa muscular.
  • Dietas disociativas: se basan en el fundamento de que los alimentos no contribuyen al aumento de peso por sí mismos, sino al consumirse según determinadas combinaciones.
  • Dietas excluyentes: se basan en eliminar de la alimentación algún nutriente. Pueden ser ricas en hidratos de carbono y sin lípidos, ricas en proteínas y sin hidratos de carbono, o ricas en grasa. Prescindir de un nutriente en concreto desequilibra nuestro cuadro de proteínas y nutrientes en el cuerpo, causando problemas de salud.

Así que ya sabéis: si queréis perder peso de forma eficaz y sin perjudicar al organismo, recomendamos visitar al dietista para que os aconseje cuál es la mejor dieta para vosotras.

Imágenes: Pinterest

Autor: Judit Perez

Comparte esta noticia en

2 Comentarios

  1. Hola chicas, me gustaria crear un grupo de adelgazamiento ¿quien se apunta?
    Saludos y felicidades por el blog!

  2. Comer de todo procurando disminuir las grasas y los hidratos excesivos y andar, o hacer deporte
    Así no hay problema.
    Rafael.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *