El coco: propiedades del alimento de moda

Recientemente he leído que el coco sólo se puede conseguir en países exóticos. Nada más lejos de la realidad. En todo el Levante español existe la tradición de tomarlo. Se vende en rodajas en la playa, en puestos en las ferias, en las calles y en puestos de snacks y mercados.

Es un alimento típico de verano que a muchas de vosotras os traerá recuerdos de la infancia. Por el sabor dulce y por su empleo en la industria de las golosinas, así como por lo arriba comentando: es una fruta que desde siempre, al menos en las playas de Alicante y Valencia, se ha comprado en familia.

También se puede conseguir en los mercados de otras regiones de nuestro país. El agua se vende envasada y el aceite en tiendas especializadas. Aclarado el acceso a este alimento, que ahora se considera de moda, paso a hablaros de sus estupendas propiedades, que se magnifican en la temporada de verano.

Lo primero que quiero recomendar es su aceite, que, aunque tiene el handicap de su fuerte sabor, puede restringirse a ciertos platos de carácter más exótico o de tono tropical. Ensaladas con frutas salvajes, cocktails, arroces y hasta guisos con recetas asiáticas.

propiedades_coco

Muy importante: a la hora de comprarlo, debemos estar alerta a su composición y fijarnos bien en el grado de pureza que determine su etiquetado. Cuanto más puro y menos procesado, más beneficios tendrá para la salud y más lejos estará de los motivos que le llevaron a un rincón de la despensa en beneficio de otros productos como el aceite de oliva.

Su empleo se vio reducido tras la década de los 50, al ser considerado un producto dañino para la salud cardiovascular. Nada más lejos de la realidad, una vez comprobado que sus triglicéridos son de cadena media, es decir, grasas que se metabolizan mejor las de cadena larga, sin perjudicarnos.

Estudios realizados con humanos y animales muestran que el aceite de coco mejora los factores que llevan a contraer enfermedades cardiovasculares, como el colesterol total, el LDL, el HDL o los triglicéridos.

Además, nos aporta energía inmediata, necesaria, por ejemplo, en la práctica deportiva . Su grasa se consume pronto , como veis, por lo que se le considera un alimento quemagrasas. De ahí también que se haya estudiando y se hayan comprobado sus efectos positivos en la pérdida de peso en general y de grasa abdominal en particular.

El aceite de coco posee también ácido láurico, con propiedades defensivas y de prevención contra virus, bacterias y otros organismos invasores. No podemos pedirle más a este producto, que se emplea en cuidados dermatológicos y es considerado un producto de belleza, sobre todo para el cabello . Eso sí, con moderación, que es un aceite que aporta calorías, que no se nos olvide este dato.

coco_4

Otra presentación, muy empleada en coctelería es la leche de coco. De efecto saciante, se obtiene de la mezcla de la carne con el agua y el azúcar. Seguro que la conocéis por su presencia habitual en la cocina hindú.

Y, por último, y como refresco óptimo para el verano os quiero recomendar el agua de coco, muy hidratante, isotónica y con propiedades alcalinizantes.

Este tónico digestivo es rico en potasio, magnesio y otros minerales que contribuyen al proceso de electrolisis natural, regulando la hidratación del cuerpo. Por este motivo se recomienda en casos de diarrea y de vómitos recurrentes.

El zinc, el magnesio y el selenio, por otro lado, aportan al equilibrio orgánico y a los estados compensados de salud física y mental.

Como he citado anteriormente, hay que destacar también sus propiedades alcalinizantes, que ayudan a nivelar el ph de nuestro organismo y contribuir a que sea alto, alcalino, en vez de bajo, ácido. Cuánto más bajo sea más cerca podemos estar de determinadas dolencias y enfermedades.

 El agua de coco es, para finalizar, un producto natural contra el envejecimiento, puesto que la presencia de citoquininas promueve la proliferación celular.

ata poouramini 3

Ata Pouramini es autor del libro “Tú eres tu medicina” y “El gato persa que quería comer caviar”. Es orientador en salud, experto en nutrición y uno de los quiroprácticos más reconocidos . Tiene en Valencia una de las consultas más importantes del mundo. Estudió Nutrición en la Oxford Brooks University, es Licenciado en Ciencias Humanas, Master en Ciencias Quiroprácticas, Doctor en Quiropráctica  y miembro de la Asociación Española de Quiropráctica. 

Imágenes: Pinterest

Autor: Ata Pouramini

atprm!6336

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *