El aloe, los plátanos, las ciruelas y el aguacate, laxantes naturales

Ir al baño en ocasiones resulta un infierno. Generalmente, el estreñimiento nos cambia el estado de ánimo y nos pone realmente de mal humor. Sentirse lleno, hinchado e incómodo no resulta nada agradable. Por eso hoy queremos hablaros de cuatro laxantes naturales: los plátanos, las ciruelas, los aguacates y el aloe.

Los plátanos:

¿Sabías que los plátanos no solo ayudan con la irregularidad intestinal sino que además son buenos para la depresión? Los plátanos contienen triptófano, un tipo de proteína que nuestro cuerpo convierte en serotonina, una hormona que nos ayuda a estar más enérgicos. Según cuenta una antigua leyenda, los más ilustres pensadores hindúes meditaban bajo su sombra mientras comían de su fruto, de ahí que la llamaran “la fruta de los sabios”.

El Aloe:

Dicen que el Aloe es como la clase política, cada vez se le descubren más propiedades, y nada más lejos de la realidad. Se ha demostrado que existe una variedad de aloe, conocida como Aloe Ferox o del Cabo (por ser originaria de Sudáfrica) que resulta realmente efectiva para luchar contra el estreñimiento. Además de ser laxante, reconstruye las células del aparato digestivo y ayuda a mantener el colón limpio. Su potencial es tal que ya existen comprimidos naturales reguladores intestinales que conservan todas sus cualidades. Los puedes encontrar en farmacias. Si queréis conocer un poco más sobre el tema, podéis visitar la web de Fuca Aloe: www.fucaaloe.com.

Laxantes naturales

Las ciruelas:

El típico remedio de la abuela y ya sabemos que ellas nunca se equivocan. Las ciruelas siguen siendo muy efectivas hoy en día para combatir el estreñimiento. Se recomienda tomar varias ciruelas dos veces al día entre comidas ya que éstas producen movimientos intestinales que favorecen la evacuación. La mejor forma es tomarlas rehidratadas para transformar su textura y hacerlas jugosas. Para rehidratarlas basta con sumergirlas en un recipiente con agua y calentarla hasta que el agua se espese y las ciruelas se hayan expandido y suavizado.

Los aguacates:

Los deliciosos y cremosos aguacates contienen una considerable cantidad de fibra que ayuda a arrastrar las toxinas del organismo para su eliminación estimulando la movilidad del intestino y evitando el estreñimiento. Hay personas que evitan comer aguacates porque creen que tienen mucha grasa y, efectivamente, es así, pero al tratarse de grasa monoinsaturada ayuda a disminuir el colesterol y los triglicéridos.

Autor: Redaccion

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *