¿Qué le aporta una ‘doula’ a una futura madre?

La figura de la doula, todavía poco conocida y extendida en nuestra cultura, es una mujer, normalmente que ya ha sido madre, que asiste a las futuras madres durante el parto y el post parto, brindando sus servicios no profesionales. La palabra doula procede del griego donde su connotación de esclava poco tiene que ver con el trabajo que desarrollan estas mujeres en la actualidad.

Su finalidad es la atención y cuidado de la madre durante el parto y post-parto, – incluso muchas participan del proceso desde el embarazo – brindando su experiencia y apoyo emocional para hacer de la llegada del retoño una vivencia plena y feliz. Una doula aporta su sabiduría maternal para convertirse en la mejor aliada de la futura madre, acompañándola en los momentos más complicados tratando de  mitigar todos los miedos que pueda suponer el acto de dar a luz. Éstas expertas en maternidad tienen el claro objetivo de brindar su conocimiento y apoyo para que ningún obstáculo o percepción pueda empañar uno de los momentos más felices para cualquier mujer.

doula

Su vinculación y acompañamiento ayuda a las futuras madres a comprender mejor los propios cambios, proporcionando un estímulo positivo y un apoyo emocional que ayude a las embarazadas a vivir la llegada de un hijo sin miedos y con plenitud. Las doulas se han convertido en una especie de coach para muchas embarazadas, y su acompañamiento en los partos – aunque todavía son muchos los hospitales que no permiten su entrada- son el mejor aliado de una mujer para prepararse para recibir el mejor regalo de su vida.

doulaSu asesoramiento y acompañamiento permiten a las parejas tener claro que tipo de parto quieren y cómo pueden llevarlo a cabo participando al máximo de esta experiencia enriquecedora. Esta figura femenina, aunque aún no existe titulación para ellas, se convierte en un pilar importante en la mediación y resolución de conflictos, dudas infundiendo una confianza vital para que el parto se lleve a cabo de la forma más relajada y positiva posible. 

Las doulas suelen acompañar también todo el proceso de los primeros años del bebé. Su experiencia es fundamental a la hora de aconsejar a las mamás primerizas sobre la lactancia, o procurarles el apoyo y las herramientas necesarias para evitar la depresión post-parto o los posibles desarreglos emocionales que muchas madres sufren una vez han dado a luz.

¿Qué te parece la figura de la doula?

Imágenes: She Knows, Pinterest

Autor: Anabel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *