Dolores y molestias: Las señales de alarma de tu cuerpo

Puede suceder que, ante un problema de salud, nuestro cuerpo nos mande alguna señal clara de que algo no está bien y que, por el trajín diario o por miedo, no la escuchemos. Pues, hay ciertas señales, como dolores específicos, que nunca hay que pasar por alto y ante las cuales habrá que hacer una consulta con un profesional. Te contamos cuáles son algunas de ellos, para que estés atento y no dejes pasar el tiempo.

Si bien es cierto que en muchas ocasiones un dolor determinado puede ser pasajero y no pasa a mayores, también hay otras ocasiones en las que el dolor persiste y se presenta con otros síntomas que bien podrían estar alertando sobre algo.

dolor articular

Uno de ellos puede ser el dolor en el pecho, que puede ser una de las primeras señales de un preinfarto. Más aún, si viene acompañado de taquicardia o de falta de aliento.

Si el dolor se manifiesta en el lado izquierdo, entonces es mucho más probable que sea un síntoma de ataque al corazón, si se produce del lado derecho, entonces puede ser por una angina de pecho, una embolia pulmonar o por un ataque de asma.

Los malestares relacionados con el sistema cardíaco también pueden manifestarse en la garganta, el brazo u hombro y en al abdomen, y verse acompañados por mareos y náuseas. Así que a estar bien atento a estos síntomas.

El dolor articular es otra molestia a la que habría que prestar atención: si duelen las articulaciones, puede estar tratándose de un síntoma de artritis, o bien la secuela de alguna lesión o accidente. También puede deberse a fiebre reumática, gripe, gota u osteartritis, en cualquier caso, lo recomendable es hacer una consulta médica. Recuerda que ante un diagnóstico de artritis, cuanto antes se inicie el tratamiento, mejor será el pronóstico.

dolorcabeza

Las migrañas son otro dolor frecuente que a veces se desatienden: si bien pueden deberse a cansancio o a exceso de estrés, también pueden deberse a algo más grave, como un aneurisma cerebral. Claro que, esta condición no se manifiesta solamente a través de un dolor de cabeza, también suele presentarse con náuseas o vómitos, irritabilidad a los ruidos y a las luces, y visión borrosa.

Si el cuadro es grave puede llevar a una hemorragia y a un accidente cerebrovascular, por lo que no hay que desestimarlo nunca.

Ya el dolor en el bajo vientre puede estar indicando una apendicitis, que tiene entre sus síntomas náuseas, fiebre, inflamación en la zona y una especie de calambre que comienza en el ombligo y se extiende hasta la pierna. En el caso de las mujeres, el dolor en el vientre también puede ser señal de un quiste ovárico.

Imágenes: mujerhoy.com

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *