Dime cuántos años tienes y te diré qué debes comer

Nos encontramos en una época en la que el debate en torno a la alimentación crece día a día, en paralelo a las noticias que hablan de su impacto en nuestra salud. Se discute sobre la bondad o no de los alimentos orgánicos, sobre si hay que dar prioridad a lo cocinado en detrimento de lo crudo, o viceversa, o si estamos obligados a desterrar el azúcar de nuestra dieta.

Son puntos importantes a considerar, puesto que, en muchas ocasiones, un simple cambio a la hora de sentarnos a la mesa, implica toda una modificación de hábitos de vida y de resultados analíticos; de salud y de bienestar.

Ahora bien, todos : médicos y expertos deberíamos centrar el debate. Pienso que lo primero es transmitir el mensaje de forma clara y sencilla. En primer lugar, qué alimentos debemos comer de forma equilibrada para aportar a nuestro organismo los nutrientes necesarios para el desarrollo de su actividad. Y lo segundo, que descuidamos a menudo, es considerar la edad que tenemos a la hora de alimentarnos. 

green and red healthy food

Hasta los 20 años, época en la que el cuerpo está en pleno desarrollo, es asunto vuestro asumir el control sobre la alimentación de los hijos. Nunca debéis dejar la comida en sus manos, ya que es una época en la que por desgracia, son más propensos a tener algún trastorno alimentario. Si no podéis controlarlo, como mínimo que estén informados. La comida es un tema serio. 

Destierra, en la medida de lo posible: refrescos azucarados, bebidas energéticas, comida procesada y congelada o comida a domicilio. Necesitan comer variado: proteínas, hidratos , minerales y vitaminas. Mucho pescado, de pequeño tamaño, verduras de hoja verde y frutas, seis raciones al día. Pan y cereales integrales y aceite de oliva. Podéis dejarle algún capricho de vez en cuando, no se vayan a rebelar por mi culpa.

Entre los 20 y los 30 años  vuestros huesos continúan creciendo, haciéndose más densos. Es bueno tomar vitamina K , calcio y vitamina D, para evitar problemas posteriores de Osteoporosis. Estos nutrientes están presentes en las legumbres y el brócoli. Si vais a ser mamás, aunque no os lo recete vuestra ginecóloga, debéis saber que el ácido fólico va muy bien y lo podéis encontrar en la lechuga, la acelga o la espinaca.

A las mujeres de 40 años, en la edad madura, les hace falta un suplemento de hierro, también antioxidantes y sin falta, no abandonar el ejercicio, puesto que se comienza a coger peso. La carne roja está recomendada dos veces por semana. Los zumos resultan antioxidantes y muy ricos.

Hemos llegado a los 50 y no queda más remedio que decir adiós a las grasas. Si no has dejado de beber, piénsalo seriamente. No es el final. Es el comienzo de una nueva etapa, en la que te puedes sentir muy feliz si la manejas bien. Nada de azúcares. Fumar ni en broma. A partir de los sesenta, pescado, omega 3, fibra, mucho agua, caminar, media hora de sol diaria, un poco menos de sal y un poco menos de todo. ¿Te parece mal plan? ¿A qué no es para tanto?

 

Ata PouraminiPouramini es autor del libro ‘Tú eres tu medicina‘. Es Doctor en Quiropráctica y posee en Valencia una de las consultas más importantes del mundo . Licenciado en Ciencias Humanas, es experto en nutrición y orientador en salud.

Autor: Ata Pouramini

atprm!6336

Comparte esta noticia en

1 Comentario

  1. Pues a tomar nota.
    Besitos

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *