Diez consejos para volver al trabajo sin cortarse las venas ¡No al síndrome posvacacional!

Volver al trabajo después de las vacaciones es una de las peores sensaciones que se pueden tener. Es el llamado síndrome posvacacional: que te dan ganas de tirarte por un puente antes que aguantar a ese jefe impertinente o a esa compañera soberbia que te amarga la vida. Te proponemos 10 consejos para volver al trabajo con optimismo.

La llegada de septiembre suele coincidir con la vuelta de las vacaciones por las que hemos suspirado todo el año. Te encuentras gente desmotivada, ojerosa, deprimida y desmoralizada desde el metro hasta la panadería. Es la vuelta al trabajo. Está de moda decir que esto es el síndrome posvacacional, aunque algunos psicólogos dicen que esto es pura patraña mientras que otros afirman que sí existe y afecta a uno de cada tres trabajadores.

Diez consejos que Nosotras te propone para que superes esta frustración al volver al trabajo:

1. Disfrutar y exprimir al máximo las vacaciones. Tenerlo todo bien planeado pero también dejar espacio para hacer cosas no programadas. Haz todo lo que habías pensado ya que si no, la vuelta al trabajo será super frustrante al ver que has desperdiciado tus vacaciones.

2. No gastar todos los días de vacaciones en una misma salida. Es mejor repartirlos en dos periodos de quince días o coger días sueltos, aprovechando los puentes durante el año. Así desconectarás más a menudo de tu trabajo.

¿Harta del trabajo? Fralucca

3. Nunca incorporarse inmediatamente al puesto de trabajo después de las vacaciones, que te puede dar un síncope. Es mejor adelantar la llegada para que el cuerpo vaya acostumbrándose a la rutina de la ciudad

4. Una vez en el trabajo, prohibidos los constantes pensamientos negativos. Piensa siempre en positivo: ese compañero con el que te ríes, el café del descanso, el placer del trabajo bien hecho, etc.

5. Técnicas de relajación: son ideales para no ponerte histérica a la vuelta. ¿Ya te has informado en tu gimnasio?

¿Sufres de síndrome posvacacional? Google Images

6. Recuerda, al irte de vacaciones, que éstas no van a solucionar tus problemas laborales y que éstos van a seguir ahí cuando vuelvas. Soluciónalos antes de irte o te perseguirán durante y después de las vacaciones.

7. No es lo mismo que tener vacaciones, pero recuerda que, aunque poco, tienes también tiempo de ocio durante tu año laboral. Aprovéchalo al máximo.

8. Los hábitos sanos te ayudarán a mantener una mente sana y optimista. Ya sabes lo que hay que hacer con el alcohol, tabaco y otras drogas. Además, procura practicar deporte para descargar adrenalina.

No te desesperes y ponte manos a la obra. Unav

9. Trátate como a una reina y concédete pequeños caprichos cada día como un bombón o un baño de espuma.

10. Consulta con tu empresa. Según  la web Idea Sana, cada vez son más las empresas que ponen a disposición de sus empleados ayuda profesional para superar el síndrome posvacacional.

Autor: Jesus del Pozo

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *