Diagnóstico y tratamiento de la hernia discal

hernia_discal

La hernia discal se encuentra detrás de muchos diagnósticos. Resulta ser el la última responsable de ese dolor de espalda y de las contracturas musculares que nos vienen acompañando durante meses y a las que no terminábamos de encontrar el origen.Esta lesión se detecta mediante a través de pruebas de imagen como la resonancia magnética o la tomografía computarizada, el TC, basado en un tratamiento especial de los rayos X que les permite acceder a zonas profundas.

Una simple radiografía o un examen no sirven para diagnosticar una hernia discal, pero los procedimientos médicos nos obligan a ir paso a paso, comenzando por descartar lesiones menos importantes. A la hernia llegamos tras la impotencia de ver cómo ningún tratamiento analgésico ni ninguna terapia consigue vencer nuestro dolor.

Podemos decir que padecemos esta lesión cuando parte de un disco invertebral se desplaza fuera de lugar, con lo cual no cumple correctamente sus funciones. Estos discos separan las vértebras, evitando que presionen los nervios que bajan desde la médula espinal a través de toda la columna.

Según su ubicación, la hernia puede ser cervical, dorsal o lumbar, en la zona del cuello, el área central o ya en las lumbares, lo que denomina la espalda propiamente dicha. Esta última parte es la de mayor incidencia, sobre todo en los hombres, que en algunos trabajos fuerzan las posturas y cargan más peso del debido.

hernia_discal_2

Este es uno de sus orígenes, los movimientos forzados de repetición, sobre todo los de flexión y extensión, aunque  una de las grandes causas son los accidentes. Las pistas que nos van conduciendo hasta la hernia discal son variadas, aunque el dolor, por supuesto, es una de ellas, sobre todo en el cuello, y cuando irradia hacia el brazo, produciendo hormigueos , entumecimiento y debilidad.

Debemos estar atentos también a la pérdida de fuerza muscular, que puede ser significativa sobre todo si el desplazamiento de los discos se ha producido en las lumbares. En este caso, podrían llegar incluso a producirse incontinencia urinaria y pérdida de control de esfínteres.

Además del tratamiento a seguir en cada caso, incluida la cirugía si es precisa,como último recurso, y por supuesto, el ajuste quiropráctico, se precisa un cambio de actitud postural y de estilo de vida en general para curarse y prevenir nuevos problemas.

Hay que estirar el cuerpo, sentarse correctamente y practicar deporte, entre otras recomendaciones básicas.

ata poouramini 3 copia

Ata Pouramini es   autor del libro “Tú eres tu medicinaEs orientador en salud, experto en nutrición y uno de los quiroprácticos más reconocidos . Estudió Nutrición en la Oxford Brooks University, es Licenciado en Ciencias Humanas, Master en Ciencias Quiroprácticas, Doctor en Quiropráctica  y miembro de la Asociación Española de Quiropráctica. 

Imágenes: Pinterest

Más sobre: hernia | hernia discal |
  • Mobile porn - Watch porn - free porn - porn - free porn - Porn Movies porno porno Sex izle hd Porno Porno HD Seks porno izle
  • Escribe un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>