Descubre las propiedades de las lentejas

Las lentejas pertenecen a la familia de las legumbres son antioxidantes, ricas en proteínas y minerales. Es un alimento ideal para las personas vegetarianas que no consumen carne, por su gran contenido en proteínas. En la India, donde existen gran cantidad de personas que practican el vegetarianismo, son un alimento básico junto con los guisantes y los garbanzos.

Beneficios de consumir lentejas para la salud

Reduce el colesterol: Por contener altos niveles de fibra soluble, ayudan a reducir los niveles de colesterol que reduce el riesgo de enfermedades del corazón al mantener las arterias limpias.
Mejora la salud del corazón y la circulación: Entre las vitaminas se destaca el ácido fólico, qué reduce los niveles de homocisteína un factor de riesgo para la enfermedad cardíaca. Por su contenido de magnesio, mejora el flujo de la sangre, el oxígeno y nutrientes a través del cuerpo.


Salud digestiva: Al ser muy rica en fibra ayuda a prevenir el estreñimiento y los trastornos digestivos como ser: el síndrome de colon irritable, y diverticulosis.
Mantiene los niveles de azúcar en sangre: Tiene la ventaja de verter glucosa de manera de manera gradual en el torrente sanguíneo durante su digestión, por lo que ayuda metabolizar los hidratos de carbono. Al comer legumbres la glucosa se va incorporando a la sangre gradualmente, ese control del azúcar en la sangre es beneficioso para las personas que padecen diabetes, y necesitan controlar los niveles de azúcar. El consumo de este alimento les puede hacer menos dependientes del suministro de insulina.
Protección al sistema nervioso: Algunas vitaminas destacadas que contiene las lentejas son: niacina o vitamina B3, B1, ácido fólico, magnesio, que contribuyen a mantener el sistema nervioso en buen estado.


Hierro: Son ricas en hierro y ayudan a mantener el nivel de hierro adecuado en el organismo. Es muy bueno para las mujeres que tienen tendencia a sufrir reglas muy abundantes y se ha comprobado qué beneficia la tendencia a sufrir infecciones vaginales, por tener bajos niveles de hierro.

¿Cómo consumirlas?

  • Complementadas con arroz es una importante fuente de proteínas.
  • Para hacerlas más digestivas se le puede añadir al agua de la cocción laurel o comino.
  • Se aconseja evitar ingerirlas con alimentos como ser: las espinacas o remolacha, y fosfatos como: soja, lácteos y queso, que pueden dificultar la adecuada asimilación del hierro.

Contraindicaciones

  • No se aconsejan en caso de problemas digestivos, afecciones intestinales, o estómago delicado.
  • Como poseen ácido úrico, no se aconseja un consumo excesivo en caso de: gota, artrosis, y artritis.

Es un alimento muy completo que deberíamos incorporarlo en la dieta y consumirlo todo el año.

Imágenes: Botanical-online, Natursan.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *