¿Cuál es el desayuno perfecto para invierno?

El desayuno es la comida más importante del día. Sabemos que es necesario desayunar en todas las épocas del año, pero el cuerpo tiene determinadas necesidades frente al frío propio del invierno, y necesita más calorías para poder hacerle frente y mantener fuertes las defensas. También nos ayuda a mantener la temperatura corporal, para poner un pie en la calle sin congelarnos.

Alimentos recomendados para el desayuno invernal

Bebidas calientes: Favorecen la hidratación y facilita que entremos en calor, como ser una buena taza de: Te, chocolate, café, bebidas de soja, leche desnatada.


Frutas: Son ricas en fibras y vitaminas además de contener antioxidantes. Por lo tanto, nos ayudan a luchar contra los radicales libres responsables del envejecimiento, también refuerzan el tono muscular. Las recomendadas: naranja, mandarina, kiwi, manzana, plátano.
Cereales: Aportan energía y son ricos en glúcidos, siempre los debes agregar. Los recomendados son: Pan integral normal o tostado, cereales, avena, pan de nuez.


Lácteos: Son fundamentales por el gran aporte de calcio necesario para la salud ósea además de proporcionarnos proteínas de buena calidad. Por ejemplo: Leche, yogur, queso (todas sus variedades y preferentemente bajos en grasas).

Ejemplos de desayuno saludable para invierno

  •  Copos de avena o arroz integral con fruta seca: nueces, almendras, avellanas, pasas, dátiles. Si los copos de avena los dejas desde la noche anterior en remojo serán más digestivos, se le puede añadir leche o bebidas vegetales.
  •  Una pieza de fruta y un bocadillo de pan integral con huevo revuelto, puedes acompañar con un café, o infusión de té de frutas del bosque, menta, o de otras hierbas.
  • Una fruta, rebanada de pan integral con aguacate untado, un poco de tomate y un trozo de queso fresco encima.

  •  Arroz con leche o crema de cereales integrales, con ralladura de limón pasas y canela.
  • Omelette, yogur, y café. El omelette lo puedes preparar de una manera muy fácil: Batir un huevo y dos claras con una cuarta taza de champiñones, agregar sal y pimienta. Los huevos van a aportar gran cantidad de proteínas y los champiñones son ricos en proteína vegetal.

Son algunos ejemplos que tú puedes ir combinando para preparar un desayuno equilibrado, que contenga todos los nutrientes y que sean saludables, sin aportar calorías de más.

Imágenes: Ella Hoy, Barcelonal, Actitud Fem, Natursan.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *