Cuida tu salud: Gimnasia respiratoria contra el asma

Foto de Víctor Puig (45street, Flickr)

Los ataques de asma producen un colapso de las vías respiratorias que dificultan el tránsito fluido y regular del aire. Los productos broncodilatadores favorecen la circulación correcta a través de los canales del sistema respiratorio.

Pero, ¿qué más podemos hacer para tratar las crisis? ¿Cuál es la mejor forma de afrontar un ataque de asma?

La medicina y los tratamientos farmacológicos son imprescindibles en los casos más agudos. Pero, en ocasiones saber aplicar unas sencillas normas de relajación servirá para atenuar y remontar las crisis. Se trata de usar la relajación como un efectivo método para controlar las emociones que pueden derivar en una crisis y, sobre todo, apoyarse en ella para reestablecer el ritmo respiratorio correcto. La base de la terapia de la relajación es mantener el control sobre la mente. Así evitarás la ansiedad y la sobrexcitación.

Además, unos sencillos ejercicios de gimnasia respiratoria te servirán para afrontar con mayor tranquilidad los posibles ataques. 

-Inicia el ejercicio con una inspiración natural.

-Debes iniciar la respiración recogiendo el aire por la nariz.

-La espiración, en cambio, debes realizarla expulsando suavemente el aire por la boca.

-Hazlo de forma lenta y pausada, alargando tanto como sea posible la espiración.

-Al expulsar el aire debería provocar un ligero sonido silbante. Es una forma de comprobar que has realizado el ejercicio correctamente. En teoría la expulsión de aire debe ser tres veces más lenta que la recogida.

-Respira de forma meditada durante quince minutos. Para mejorar el tratamiento contra el asma y para retrasar los posibles ataques debes practicar esta gimnasia dos veces al día: por la mañana y por la noche. Además, puedes recurrir a estos ejercicios siempre que intuyas que está a punto de aparecer un brote asmático.

-Es recomendable que realices los ejercicios de pie. Esta posición es la que mantiene más despejados los conductos respiratorios y, por lo tanto, la más favorable para afrontar las crisis respiratorias. Sin embargo, también puedes hacer la gimnasia tumbada.

Más sobre: cuidate |

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>