¿Cuáles son los mejores alimentos para el invierno?

Las temperaturas muy elevadas nos inducen al sedentarismo: mantita y película, por decirlo de otra manera. Salimos menos, nos cuesta más practicar deporte al aire libre y quitarnos esos kilos de más que hemos ganado en las fiestas. Se puede hablar de cuesta de enero, no sólo en cuanto al dinero, sino también en lo que respecta a adelgazar.

Sin embargo, si realizamos nuestra lista de la compra teniendo en cuenta varios objetivos, seremos, a la vez, capaces de ganar la partida a la báscula. Lo primero que debemos proponernos es aumentar los alimentos con fibra en la dieta, puesto que al realizar menos ejercicio es posible, más en el caso de las mujeres, que tengamos dificultad para ir al baño. Para evitarlo, y, además para limpiarnos mejor, os propongo que incluyáis fibra en cada una de vuestras comidas.

Es decir, cereales integrales en el desayuno, con algo de piña, por ejemplo. Verduras en comida y cena complementando a la proteína y una pieza de fruta como la ciruela en la cena, que siempre ayuda. Estos alimentos y otros como las hojas de ensalada verde y los zumos – sin pasarnos – nos ayudarán a perder volumen y a sentirnos mejor.

Por otro lado, con las bajas temperaturas siempre apetece tomar algo caliente. Volvamos al souping, pero ahora de invierno. Mi recomendación es que las sopas sean de pescado y de verduras. En el primer caso son una fantástica ayuda para las molestias gástricas, no engordan y nos reconfortan. Un chorrito de limón es el acompañamiento perfecto. En el segunda, diuréticas y depurativas; de apio y la clásica de tres verduras, con nabo, puerro y zanahoria. Añádele semillas y también un toque picante, que no sólo aportará sabor sino sensación de saciedad.

Si te gusta la comida oriental, las algas son un complemento exquisito, con un gran aporte de Omega 3 y te que permitirá variar sabores, olores y texturas.

Infusiones para el invierno: té con limón y jengibre como alivio para afecciones catarrales. Si padecemos algún problema de este tipo, agua, agua y agua, además de suplementos de vitamina C – salvo que esté contraindicado por el médico-. Esta vitamina también está presente en verduras como pimientos, coles, brócoli o calabaza.

 Una buena crema de verduras cumple con los tres requisitos: fibra, anti-frío y anti-catarral. Un par de días a la semana no te olvides de incluirla en tu menú.

 Ata Pouramini es director de Quiropractic Valencia y autor, entre otros, de Escuela de la Espalda y “Tú eres tu medicinaEs orientador en salud, experto en nutrición y uno de los quiroprácticos más reconocidos . Tiene en Valencia una de las consultas más importantes del mundo. Estudió Nutrición en la Oxford Brooks University, es Licenciado en Ciencias Humanas, Master en Ciencias Quiroprácticas, Doctor en Quiropráctica  y miembro de la Asociación Española de Quiropráctica. 
 

 

 

Autor: Ata Pouramini

atprm!6336

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *