¡Consigue a tu chico! Qué hacer y qué no hacer para mantenerse juntos una larga temporada

¿Cuántas locuras no se cometen a diario en el mundo en pos del amor?, escapadas sin permiso para encontrarte con el chico de tus sueños, largas conversaciones telefónicas que dan como resultado cuentas astronómicas, cambiar nuestra imagen de forma radical o intentar cambiar nuestros gustos y preferencias para que se adapten a los de él.

¿Hasta dónde llegarías para conseguir al hombre de tus sueños? ¿Mentirías, jugarías sucio, incluso llegarías a humillarte si el premio fuera alguien como George (Edward Burns) en 27 Vestidos?

En la película, Jane (Katherine Heigl) confía en que quizá su atractivo jefe se fije en ella si pasa suficiente tiempo junto a él haciendo las veces de su indispensable sirvienta personal. Pero mientras Jane lleva a cabo su trabajo con la paciencia del santo Job, aparece su sexy hermana Tess (Marin Akerman) para añadir un poco de picante al juego de la seducción.

Así que tras enfundarse en un tremendo traje de noche, Tess decide reinventarse a sí misma para convertirse en la mujer perfecta para George, no exhibiendo tanto su belleza y pasando de ser la chica más llamativa de la fiesta a ser la chica que George quiere, amante de los animales, vegetariana y excursionista.

Ni la sumisión activa ni el engaño activo son fundamentos sólidos para construir una relación sana, Judi James, experta en psicología y autora de ‘La Biblia del lenguaje corporal’ habla acerca de las locuras que cometemos por amor.

‘En las primeras fases de una relación, todo el mundo busca complacer a su pareja’, explica Judi. ‘Aquí es donde el amor hace que las emociones se antepongan a la lógica, de modo que sentimos el deseo de hacer cualquier cosa para ganar la aprobación del otro’. ¿Os suena de algo? Llamadnos locos de remate, pero todos nos hemos dejado llevar por esta locura temporal en una fase u otra, con mayor o menos intensidad. ¡Que traigan a un psiquiatra!

Hasta qué punto debe cuidarse la imagen?

Guardando las apariencias

Admitámoslo, chicas, todas nos pasamos bastante tiempo arreglándonos para esas fiestas nocturnas, colmándonos de maquillaje, glamour y gloss, tanto para nosotras como para los hombres de nuestra vida. Pero siempre hay un punto en el cual bajamos la guardia y nos deshacemos de las pinturas de guerra, generalmente, cuando el romance entra al dormitorio.

Aunque debo decir que no fue así para una chica universitaria llamada Lorena, la cual era capaz de esperar toda la noche a que su novio Mario se quedase dormido para escabullirse al baño y quitarse el maquillaje. Pero incluso después de tanto esperar, ella prefería no dormir por miedo a roncar o, mucho peor, ¡a que se le escaparan ciertos gases en mitad de la noche! Por si fuera poco, solía programar el despertador para que sonase media hora antes que el de su novio y así disponer del tiempo necesario para maquillarse de nuevo. Aquel era un ritual extenuante, pero sobre todo ridículo, teniendo en cuenta que creían conocerse lo suficiente como para compartir la cama. ¡Y ni siquiera era su chico ideal!

Pero si tu chico es un regalo de Dios, eso sí que supone una verdadera presión. Victoria Beckham admite que le lleva horas prepararse hasta alcanzar la belleza que su marido, el futbolista David Beckham, ostenta de forma tan natural. ‘Todo el mundo dice siempre: ‘Oh, David es tan atractivo y sexy…’, mientras que yo soy simplemente ‘divertida’ , se lamenta Victoria. ‘Yo no quiero ser ‘divertida’. ¿Qué es lo que tengo que hacer para que a mí también me consideren sexy?’. Actualmente, la ex Spice Girl comparte sus años de experiencia en el perfeccionamiento de la imagen de su amiga Katie Holmes, de modo que ésta pueda pasar de ser la típica niña desaliñada a ser la sofisticada mujer que se pasea por la alfombra roja desde que se casó con Tom Cruise.

Victoria Beckham está cansada de que a David lo consideren sexy y a ella divertida

Algunos analistas han expresado su preocupación acerca de esta dramática transformación, pero el asesor de imagen Sandy Dumont lo ve como algo natural en la evolución de las personas. ‘No considero que el cambio de look sea algo negativo’, dice Sandy. ‘No quiere decir que las personas se falsifiquen a sí mismas, todo lo contrario, quizá están desenterrando la verdadera personalidad con la que nacieron y esto les de confianza. Se ven más firmes y más seguros de sí mismos’.

Un juego de balones totalmente nuevo

Intentar encontrar una base común con tu chico, sobre todo cuando comenzáis a salir juntos, es algo que surge por instinto. Pero para muchas, también supone adentrarse en un territorio desconocido en el cual te puedes acabar perdiendo. Una encuesta realizada en el portal de Internet Match.com reveló que el 25% de las mujeres llegaron a aprenderse de memoria un equipo entero de fútbol para impresionar a su chico.

Muchas chicas a las que no les gusta el fútbol mienten a sus parejas lo que ocasiona que cada fin de semana vean los partidos y ellas se aburran

En el caso de Joanah, cuando empezó a salir con su novio fingió cierto interés en su tan amado equipo, llegando a inventarse historias acerca de aquellos días en los que solía ir a los partidos con su padre y su hermano. La verdad es que sólo había ido una vez durante un descanso para tomar una hamburguesa, pero amablemente accedió a acompañar a Daniel a un partido, donde él no tardó mucho en comprobar que ella no entendía en absoluto el fuera de juego y que no hacía más que contar los minutos que quedaban para que el partido acabara. Curiosamente, su equipo siempre perdía cada vez que ella iba con él, así que ambos se alegraron de poder poner fin a aquella farsa.

Si tu media naranja juega en un equipo de verdad –como el marido de Eva Longoria, el gran jugador de baloncesto Tony Parker, o el novio de Jessica Simpson, el quarterback Tony Romo– , lo cierto es que no te quedan muchas opciones. Si no quieres que los fans te insulten (como a Jessica) o te acaben lanzando un maleficio, lo mejor será pasar desapercibida por un tiempo.

Sé honesta con tus gustos y preferencias, no aparentes cosas que tarde o temprano terminarán desgastándote

En la moto

Como bien os puede asegurar Jessica, adoptar el estilo de vida de tu pareja puede resultar un tanto peligroso.

Elena fracasó miserablemente al intentar superarse como motorista, cuando un chico que le gustaba le invitó a dar una vuelta con él. Se subió a la moto emocionada con la idea de ser como la protagonista de Top Gun hasta que su chico se dio cuenta de que era una novata total. Cuando puso en marcha el motor a Elena se le escapó un grito de terror: ‘estaba agarrándome tan fuerte que le dejé marcas por todo el cuerpo’. Cuando por fin paró le obligó a bajarse de la moto y ambos sintieron un apestoso olor a plástico quemado. Resulta que Elena se había estado apoyando con su bota en el tubo de escape durante todo el camino. Nada que ver con la sexy Kelly McGillis en la película de 27 vestidos.

Regreso a la naturaleza

Irene, se encontró a sí misma en una situación similar cuando empezó a salir con Pedro, un activista en pro de la naturaleza al que le encantaba escaparse al campo con su bici, su mochila y su tienda de campaña. Ella siempre había preferido los lujos de la vida, pero eso no la impidió a auto-invitarse a uno de esos viajes, contándole a Pedro que ella era una experimentada campista.

Desastre a la vista

Sin embargo, a Irene se le olvidó empaquetar algo tan obvio como el saco de dormir, aunque se podría haber visto como una estratagema para dormir acurrucada a su lado. Pero tampoco pensó en llevar una cubierta para el agua, así que tuvieron que comprar un pequeño –y espeluznante– chubasquero en una gasolinera que de poca utilidad fue cuando llegaron las lluvias. El sol salió a la mañana siguiente, pero ella tampoco estaba preparada. ‘No se me había ocurrido llevar crema solar, así que acabe con toda la cara quemada…’, recuerda abatida. Y aunque parezca mentira, todo eso no les distanció sino que por el contrario, ahora Irene se está preparando a tope para irse a navegar.

La doctora Linda no tiene muchas esperanzas puestas en este caso: ‘En cualquier relación, lo que hay que hacer es intentar negociar algún tipo de equilibrio, pero lo importante es que si no te gusta salir constantemente de la ciudad, irte fuera todos los fines de semana no va a funcionar al final’.

Miénteme

Pero, ¿qué ocurre cuando ‘aparentar’ se convierte en ‘mentir compulsivamente’? Ligar por Internet ofrece a las personas una gran oportunidad para reinventarse a sí mismas y presentarse como más jóvenes, más delgados, más atractivos. A pesar de que todo el engaño quedará descubierto en el primer momento en el que las dos personas se encuentren cara a cara.

Cualquiera se puede inventar una vida en la red, mucho cuidado con las mentiras piadosas como ‘estado civil: soltero’

Y Tess no es la única en 27 Vestidos que interpreta un papel. Una encuesta en Internet revela que más del 40% de las mujeres admiten haber mentido acerca de sus aventuras pasadas. Por lo general, esto significa que las chicas tienden a reducir el número de sus noches de éxito por miedo a ser vistas como unas frescas, mientras que los hombres generalmente exageran sus conquistas para aumentar su valor sexual. 

Ser ‘económico’ con la verdad es una cosa, pero los mentirosos patológicos juegan en una liga aparte.

Simón, un cándido recién graduado, viajó a China para enseñar español y fue cautivado por una chica de la ciudad que resultó ser una auténtica mentirosa. Mintió sobre su edad, sobre su familia, sobre un violento ex que mató a alguien pero que sobornó a la policía para que le dejaran marchar… Cuando él se dio cuenta y encaró el problema, la chica le amenazó con herirle a él o con incluso herirse a sí misma. Así que no sorprende descubrir que Simón huyó de allí en cuanto pudo. ‘Al principio, todo aquel mundo de fantasías era divertido’, confiesa Simón. ‘Pero entonces, su manipulación, las amenazas y el poder emocional que ejercía sobre mí comenzó a asustarme’.

Mentiras

Incluso en casos tan extremos, los engaños surgen por un sentimiento de inadaptación, según explica Judi James. ‘Mentir de esta manera es como mentir en tu curriculum  para alcanzar un puesto de trabajo para el que realmente no estás cualificado. Se trata de un comportamiento basado en la baja estima, como por ejemplo, cuando crees que tu verdadero ‘yo’ no interesaría a ningún hombre. Desgraciadamente, ser descubierto como un mentiroso suele provocar profundos efectos negativos en cualquier relación’.

Así que el mensaje es claro: intenta esforzarte para impresionar o para vincularte más a tu novio, pero frenando las impulsivas, alocadas y desviadas ocurrencias si quieres que la conexión sea duradera. Después de todo, la verdad siempre acaba apareciendo.

Sé tu misma y encontrarás al chico ideal para ti

‘Es normal querer modificar tu comportamiento para parecer más que perfecta, para resultar atractiva en ese primer encuentro con un novio potencial, y es muy habitual en las mujeres cambiar la manera de vestir, las aficiones ¡e incluso intentar adelgazar para impresionar al chico!’, dice James. ‘Pero esta estrategia no funciona por mucho tiempo. Una vez has atrapado a tu chico gracias a estos engaños, tendrás que mantenerlos durante un plazo que podría ser el resto de tu vida, o bien ir transformándolos poco a poco hasta poder ser tú misma de nuevo’. Y como Tess y Jane descubren en 27 Vestidos, esto no es siempre necesariamente malo.

Ver Más…

5 pasos para sobrevivir en la oficina… ¡Hazte un hueco y escala puestos!

El neceser de la buena amante, ¡siempre preparada para la acción!

Autor: Karina Santillan

Comparte esta noticia en

1 Comentario

  1. Comentarios a enviark
    tienen tooooda la razon´confieso que la mayoria de las cosas las hice en algun momento , besos

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *