Consejos para vivir un verano saludable

El verano ya está aquí, y nunca está de más recordar consejos y recomendaciones para poder vivir una estación calurosa plena, con diversión y vacaciones sin problemas. Será necesario evitar los golpes de calor, las quemaduras solares, las alergias, picaduras de insectos, entre otro posibles contratiempos.

Qué hay del sol

Si bien una de las alegrías del verano, es tomar sol, además de ser buena fuente de vitamina D, habrá que hacerlo pero con conciencia. Los rayos UVA del sol además de broncear la piel, pueden ocasionar daños en el sistema inmunológico y provocar quemaduras y, eventualmente, cáncer de piel.

La solución, es simple: tomar siempre sol con la adecuada protección y en los horarios recomendados. El filtro solar deberá ser de, al menos, 30,  y el horario a evitar será entres las 12 del mediodía y las 4 de la tarde.

agua-hidratacion-brita

Hidratación, un tema clave

El agua es fundamental: deberás hidratarte regularmente, a lo largo del día. La deshidratación es la principal causa de golpes de calor, convulsiones y de edemas cerebrales, entre otros trastornos de riesgo. Recuerda beber agua y bebidas naturales con frecuencia, sobre todo, cuando estés en la playa o en actividad.

Será importante recordar que lo mejor para mantenernos bien hidratados y combatir el calor es beber agua fría.  Por el contrario, las bebidas con alcohol o cafeína no se recomiendan, ya que se bien pueden refrescar no hidratan correctamente.

Mantente en actividad

Como en cualquier momento del año, habrá que evitar el sedentarismo. No será necesario que pases largas horas en el gimnasio, con salir a dar caminatas o hacer algún ejercicio de intensidad moderada será suficiente. En las mujeres, reduce el riesgo de cáncer de mama, en general, de sufrir psoriasis, previene la obesidad, los trastornos cardíacos, y propicia un mejor descanso, entre muchas otras buenas razones.

Escaparse en los meses de mayor afluencia sin gastar demasiado también es posible

Atención con las picaduras de insectos

Las picaduras de insectos suelen ser un contratiempo frecuente en esta época del año, de hecho, son los responsables de miles de visitas a las salas de emergencias anualmente. Cuando estés al aire libre, no olvides aplicar repelente, a ti y a tu familia. El consejo es utilizar uno que contenga DEET (del 30 al 50 por ciento) o picaridina (hasta un 15 por ciento).

Imágenes: stylemotivation.com

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *