Consejos para reducir el consumo de harinas refinadas

Las harinas refinadas están en el punto de mira de muchos: se las relaciona con mayor toxicidad en el organismo, hinchazón, problemas digestivos y riesgo de problemas endocrinos, entre otros. Muchos especialistas recomiendan evitar su consumo o, al menos, reducirlo significativamente. Hoy en día, se abusa de las harinas blancas.

En este artículo te contamos entonces algunos consejos para eliminar las harinas blancas de tu dieta, o bien reducirlas a ese 10 por ciento de la ingesta total que muchos especialistas aconsejan. Pues bien, los consejos:

#1 A  la hora de hacer snacks, que sean saludables

En muchas ocasiones, se recurre a galletas y snacks hechos a partir de harinas blancas a modo de tentempié, cuando se tiene hambre. La propuesta es que para estos momentos, se tengan a mano snacks más saludables, como trozos de varias frutas o bastoncillos de vegetales, un puñado de frutos secos, o bien algún canapé light pero hecho con una base de harina integral (no refinada).

#2 No pases por alto ninguna comida

Para comer menos, y más ordenadamente, será necesario tener un plan alimentario, y respetarlo. Si lo que buscar es normalizar tu peso, y reducir el consumo de alimentos poco saludables, deberás hacer al menos seis comidas al día. Por el contrario de lo que se puede pensar, el saltarse alguna comida no hará más que provocar un bajón de azúcar, lo que luego llevará a comer más y menos sano.

ensalada

El pan, la pizza, los bizcochos y otras comidas llenas de harinas refinadas se presentarán como una “solución” ante tal episodio de ansiedad. La clave entonces es: en vez de ingerir grandes cantidades en un solo plato, distribuir dichos alimentos para saciar el hambre en varias comidas, a distintas horas.

#3 Busca alternativas

Hay que quitarse de la cabeza esa creencia que las harinas refinadas son la única alternativa que hay a la hora de hacer preparaciones con hidratos: además de la harina de trigo integral, también se puede recurrir a la harina de arroz o de garbanzo para hacer panes, pizzas y una amplia variedad de platos similares.

#4 Busca consumir más agua y bebidas saciantes

La mejor manera de controlar la ansiedad es tomando más agua y consumiendo tés o batidos con propiedades saciantes. Por caso: leche de avena, leche de alpiste, leche de almendras, los batidos verdes, el té de manzanilla, de boldo, zumo de naranja, entre muchos otros.

Imágenes: elreductordegrasa.org, 4mejores.com

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *