Consejos para evitar la depresión en la menopausia

En la etapa de la menopausia hay un proceso que se desencadena en toda mujer y afectan en cierto grado, al ocurrir una serie de cambios en el cuerpo, asociados a síntomas físicos, y depresión en el plano psíquico.

Causas de la depresión y síntomas en la menopausia

Se produce un déficit hormonal qué presenta una serie de cambios físicos, y psíquicos, que afectan a las mujeres en la madurez. El género femenino es propenso a la aparición de depresiones leves a moderadas a partir de los 45-50 años comenta los expertos en el tema.

  • Hay una disminución de hormonas como estrógenos y la testosterona, a la cual se suman factores que aumentan el nivel de estrés, y la mujer sufre por la incomodidad de la nueva situación en la que se encuentra.
  • Los cambios físicos que se desatan, sofocos, sudores, irritabilidad, ansiedad, insomnio, puede presentarse aumento de peso.

  • Síntomas a nivel genitourinario, atrofia, sequedad, vaginal, cambios en la sexualidad, osteoporosis, enfermedades cardiovasculares.
  • Otra causa puede ser el distanciamiento de los hijos, que al independizarse de la casa familiar se encuentran con un nido vacío.
  • También la capacidad de procrear ha acabado definitivamente, en el caso que no tenga hijos biológicos y los hubiera querido.

Recomendaciones para mitigar la depresión en la menopausia

El ginecólogo, puede recomendar un tratamiento según el tipo de intensidad de la depresión, farmacológico, psicológico, o una terapia hormonal sustitutiva.
Imágenes medicamentos sería muy bueno un cambio en el estilo de vida que puede ayudar a eliminar los síntomas y sentirse mucho mejor como ser:

  • Llevar una dieta equilibrada, con todos los nutrientes vitaminas y proteínas.
  • Consumir alimentos ricos en Omega 3.
  • Bajar de peso, si el cuerpo lo necesita.
  • Realizar actividad física, elegir la más adecuada para cada una para que pueda ser de manera constante.
  • Evitar las sustancias tóxicas.
  • Realizar alguna actividad placentera para reducir los niveles de estrés.
  • Aprender alguna actividad nueva o un hobby, que siempre hemos dejamos de lado.

Es importante en este período factores como responsabilidades laborales, familiares, o la relación de pareja, y la manera de asumir y aceptar esta etapa. Es necesaria la contención, el apoyo, de familiares y de la pareja, y si la situación lo requiere consultar un especialista.

Siguiendo todas las recomendaciones, teniendo un buen estilo de vida, además de los grandes avances en la medicina para realizar tratamientos y medidas preventivas, puede pasar ese período perfectamente en salud.

Imágenes: Egom, Vital R- pp, Bekia Salud.

Autor: Redaccion Nosotras

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *