¿Cómo mantener mi peso en invierno?

La Doctora Mª del Carmen Calatayud Chazarra, del Centro Dermatológico Estético de Alicante nos da una serie de consejos para mantener la línea en esta epoca del año.

Lo mejor del invierno es que aunque tengamos unos kilitos de más podemos escondernos debajo de la ropa. Hata que llega la primavera, que entonces nos destapamos y pueden salir a la luz esos kilitos. ¿Y qué pasa entonces? Que es cuando más nos animamos a empezar una dieta…

Y es que en invierno se nos olvida eso de la dieta e inevitablemente acabamos engordando lo que habíamos adelgazado para verano, y más en estas épocas navideñas, en las que lo difícil es resistirse a comer bombones y turrón. Desde aquí te presentamos una serie de consejos para mantener la figura en invierno.

Para conseguir una disminución de peso es fundamental mantener un estilo de vida saludable que englobaría una alimentación equilibrada, la práctica regular de ejercicio físico, una ingesta de agua abundante y evitar hábitos nocivos como fumar o ingerir alcohol en exceso.

Lo bueno del invierno es que es fácil mantener una alimetación saludable, pues tenemos toda clase de verduras, frutas, legumbres a nuestra disposición; además, las salidas suelen ser menos frecuentes que en verano, comemos y cenamos más en casa y por tanto nos es más fácil preparar menús saludables.

Para ello, es importante tener en cuenta lo siguientes puntos:- Reducir al máximo posible el consumo de carbohidratos simples como el azúcar, las bebidas azucaradas, la bollería.

Reducir el consumo de grasas principalmente las saturadas como el tocino, mantequilla, panceta, embutidos.

Aumentar el consumo de proteínas: pollo, pavo, pescados, legumbres, lácteos.

Aumentar el consumo de fruta y verdura, si añadimos un cítrico a nuestra dieta también nos servirá como una excelente vacuna contra los resfriados.

Beber al menos dos litros de agua diarios.

– Establecer un horario fijo de comidas, dividiendo los alimentos en al menos tres comidas principales y dos tentempiés.

Organizar el menú de toda la semana.

Hacer la lista de la compra y adquirir las provisiones necesarias.

Así mismo, es importante tener siempre en casa yogures desnatados, leche desnatada, queso bajo en grasa, jamón de pavo, jamón york, pollo, pescado, huevos, verduras frescas variadas, fruta fresca, aceite de oliva, brotes de verduras, proteínas en lata (atún, sardinas, anchoas).

El ejercicio se convierte en una pieza fundamental para mantenernos en forma; es recomendable hacer ejercicio moderado, como caminar, al menos tres horas a la semana. Si nos hemos sometido a algún tipo de tratamiento médico estético (como puede ser la mesoterapia, la LPG o la Radiofrecuencia) es necesario seguir aplicando sesiones de recuerdo una vez al mes para mantener los resultados y así evitaremos que la grasa vuelva a acumularse en las zonas no deseadas.

Si seguimos estos consejos, conseguiremos llegar a la primavera sin un kilo de más. ¡Anímate!

Ver más…

Paso a paso, una receta revolucionaria: la sopa quemagrasa

Los mitos de los alimentos… ¿será verdad o mentira?

Autor: Itziar Oteo

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *