¿Cómo acabar con la retención de líquidos?

¿Tu peso aumenta dos kilos cada día, sientes que te sientes cansado e hinchado? Estos pueden ser síntomas de retención de líquidos en el cuerpo. Echa un vistazo a lo que los causa y la manera de deshacerse del exceso de líquido en los tejidos.

¿Por qué razones tenemos retención de líquidos?

  • Estrógenos: La retención de líquidos es más común antes de la menstruación. Es un proceso natural causado por el aumento en los niveles de estrógenos.  La hinchazón desaparece con el paso de los síntomas del síndrome premenstrual. Sin embargo, cuando estás usando anticonceptivos hormonales, los niveles de estrógenos son siempre altos y esto puede acabar acumulando agua en el cuerpo de forma crónica.
  • Sal: Comer demasiada sal. Presente en la composición de sal, el sodio lleva el agua al espacio intercelular, formando de este modo un hinchazón.

adelgazar

  • Beber pequeñas cantidades de agua: Paradójicamente, la retención de líquidos en el cuerpo puede ser la causa de un bajo consumo de agua. Cuando se bebe menos, el cuerpo recibe una señal para no eliminar los líquidos acumulados – por lo tanto se defiende contra la deshidratación.
  • La falta de ejercicio: Un estilo de vida sedentario y la escasa actividad física hace que la sangre circule más despacio. La mala circulación provoca la retención de líquidos en los tejidos y conduce al hinchazón de las piernas.

¿Cómo puedo hacer desaparecer la retención de líquidos?

  • Cambia de dieta: No solo tienes que comer menos sal, también intentar no comer productos que llevan mucha. Esto se aplica especialmente a los alimentos altamente procesados tales como patatas fritas, productos enlatados, platos preparados y salsas, sopas en polvo o comida rápida. Deja el jamón salado y queso.

Pomelo-toronja-lim_C3_B3n-jugo-620x413
Come verduras y frutas frescas – que contienen grandes cantidades de potasio, lo que reduce los efectos sodio. Puedes comer frijoles, guisantes, habas de soja, las lentejas y también los productos diuréticos como melones, fresas, cerezas, pomelos, apio, perejil, tomates.

  • Bebe más agua: Debes tomar alrededor de 2 litros de líquido al día. Mejor que sea agua mineral con un bajo contenido en sodio. Bebe lentamente, en pequeñas cantidades y en intervalos pequeños – le das la señal al cuerpo que no tiene que acumular agua para después.
  • Haz más ejercicio: No hay mejor receta para mejorar la circulación que la actividad física. Haz mínimo una media hora de ejercicio cada día – no tienen que ser ejercicios especiales, sólo un paseo más largo. Mientras trabajas en la oficina  haz descansos frecuentes para estirar las piernas.
  • Hazte drenajes: Al deshacerse del exceso de agua del cuerpo puede ayudar al drenaje linfático. El drenaje mejora la circulación de la sangre y la linfa. Se utiliza principalmente contra la celulitis, las varices, con el síndrome de piernas pesadas y para la regeneración más rápida después de lesiones, operaciones.

Imagenes: bilanka.com

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *