Mobile porn - Watch porn - free porn - porn - free porn - Porn Movies - HD Sex Porn - HD Sex Porn

Comer sola engorda: evítalo con estos consejos

Las personas tendemos más a cuidar a los demás que a nosotros mismos. Cocinamos para nuestra pareja, para nuestros amigos, para nuestros hijos, pero nos resistimos a hacerlo cuando vivimos solos. El no elaborar un menú balanceado nos lleva a disminuir la ingesta equilibrada de nutrientes esenciales – minerales, vitaminas, hidratos y proteínas – en detrimento de los azúcares y las grasas.

Por decirlo de otra manera, comemos más precocinados y menos fruta, verduras, huevos, pescado y carne magra (pollo y pavo), que nos aportan proteínas saludables. No se trata sólo de pereza a la hora de comprar y cocinar, que también lo es, es que el acto de comer es, en España y otros países mediterráneos, un acto social. Al estar solos, restamos importancia al hecho de alimentarnos.

Por otro lado, la soledad, cuando es impuesta, conlleva cierta tristeza y algunos trastornos depresivos que pueden cursar con ansiedad. Esta ansiedad se traduce en la necesidad constante de recompensas. Si hablamos de comida, hablamos de helados XXL, pizzas, hamburguesas y comida basura en general. Estos productos están diseñados para que el azúcar nos produzca esa recompensa inmediata. Esta dieta, ya se sabe, supone graves riesgos cardiovasculares, además de contribuir a mantener el estado depresivo. Para evitar que esta situación se perpetúe,  afectando a vuestra salud, voy a dejaros los siguientes consejos:

Elabora una lista de compra de necesidades reales.Apunta en ella lo que, de verdad, necesitas para tu alimentación mensual: leche, aceite, legumbres enlatadas, pasta, arroz, tomate envasado, aderezos básicos, como mostaza o vinagre. Sólo lo estrictamente necesario, nada de caprichos en este apartado.

En otro apartado escribe los caprichos para el fin de semana. Uno para cada sábado, por ejemplo, un helado, perritos calientes, una pizza congelada, etc…Sin pasarnos.

En otro apartado haz una lista de la compra distinta, de carne y pescado, por piezas, para congelar. La verdura y la fruta deberás comprarla semanalmente.

Hasta aquí puede parecerte un poco lío, pero, si te fijas, hemos elaborado una lista de la compra de necesidades básicas, lo que se llama la despensa y hemos dejado cuatro caprichos mensuales; fuera precocinados, fuera dulces y demás comida basura. Ya tienes también pescado y carne, para descongelar sólo una unidad para ti. La verdura y la fruta es lo único que te va a llevar un pequeño rato a la semana. Así, además, te puedes permitir escoger la que te apetezca.

Necesitas organizarte también, la hora de comer/cenar. La noche anterior saca a descongelar las piezas para la cena de mañana y la comida de pasado mañana. Sencillo: una pieza de carne, pescado o un huevo y algo de verdura, que puede ser ensalada. Las hay muy variadas y no requieren apenas elaboración.

Muy importante: elabora una rutina. Reserva un espacio, un sitio en la mesa, que sea el tuyo, siéntate. Sirve la mesa y come. Hazlo atractivo comprándote una pequeña vajilla o un cubierto bonito. Pon música o mira algo que te gusta en televisión. Que ese pequeño ritual se convierta en algo indispensable en tu día a día y no en una actividad engorrosa que se resuelve cogiendo lo primero que aparece en la nevera. No sólo te lo agradecerá tu salud, sino también tu bienestar personal.

 

Ata Pouramini es director de Quiropractic Valencia y autor, entre otros, de Escuela de la Espalda y “Tú eres tu medicinaEs orientador en salud, experto en nutrición y uno de los quiroprácticos más reconocidos . Estudió Nutrición en la Oxford Brooks University, es Licenciado en Ciencias Humanas, Master en Ciencias Quiroprácticas, Doctor en Quiropráctica  y miembro de la Asociación Española de Quiropráctica. 

 

 

Más sobre: adelgazar | comer | dieta | engordar |
  • Escribe un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *