Colon irritable: Dieta recomendada

El colon irritable es uno de los trastornos funcionales digestivos más frecuentes, conocido también como colitis. Se produce la inflamación del colon, la persona presenta un dolor agudo en la zona abdominal, malestar y agrava su calidad de vida.
Posibles síntomas:

  • Puede provocar diarrea
  • Estreñimiento
  • Dolor abdominal
  • Flatulencias
  • Inflamación

Los especialistas recomiendan seguir una correcta alimentación que podría mejorar la salud del sistema digestivo. La causa exacta se desconoce, pero hay muchos factores que agravan la situación como: mala alimentación, situaciones de estrés, infecciones bacterianas que no han sido tratadas de manera adecuada. Esta enfermedad tiene un fuerte componente psicológico o emocional, por lo tanto, es necesario realizar actividades de relajación como yoga o meditación, que son terapias muy eficaces para mejorar el síntoma de colon irritable.

Dieta para colon irritable

  • Evita los lácteos, en caso de consumirlos opta por los productos sin lactosa, para evitar los gases.
  • Incorporar gran cantidad de frutas y verduras qué aportan fibra al organismo.
  • Evita alimentos irritantes, comida demasiado condimentadas, cafeína, bebidas gaseosas, y alcohol.
  • Entre los cereales y los tubérculos, los más recomendados son el arroz, las patatas y los boniatos.
  • Para alinear utilizar aceite de oliva o de semillas no refinados, evita los fritos.
  • Bebe mucha agua, ayuda a hidratarte y a que trabaje correctamente el intestino.
  • Descarta las grasas, limita el consumo de aceite, mantequilla, margarina, mayonesa, salsas, chocolate, bollería.

Recomendaciones

  • Es muy recomendable adquirir buenos hábitos de alimentación: Mejorarán la calidad de vida de las personas que padezcan esta enfermedad. Según los especialistas, es undamental revisar la frecuencia y la cantidad de comida. Poca cantidad varias veces al día, favorece la digestión y ayuda a evitar la sobrecarga del intestino.
  • Masticar mucho y despacio: Evita la fermentación de los alimentos lo cual provoca flatulencias incómodas.
  • Procura comer siempre a la misma hora: Dado que las irregularidades en comidas, cambia el funcionamiento habitual del intestino.
  • Son recomendados los alimentos blandos o triturados: Son de fácil digestión, evitando la inflamación y los dolores.
  • Realiza ejercicio diario: ayuda a controlar los niveles de estrés y estimula las contracciones sanas en los intestinos, previniendo el estreñimiento.
  • Practica de alguna técnica de relajación: de esa manera controlas tu ansiedad y puedes tener un mejor descanso. También beneficiará a tu sistema digestivo.

Siguiendo los consejos y una dieta adecuada la enfermedad se puede controlar con resultados permanentes. Si tienes alguna duda es aconsejable consultar con un especialista para qué te recomiendo una dieta personalizada.

Imágenes: Rafael Humberto Pagán, Botanical-online, SlideShare, Vix.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *