Claves para descubrir que tu chico no va en serio ¡Descúbrelas!

Durante mucho tiempo estuviste detrás de él, planeando encuentros casuales y ¡finalmente te ha invitado a salir! Pero hay algo en el fondo de ti que te hace dudar respecto a sus intenciones ¿sólo quiere pasar el rato?

Las mujeres nos ilusionamos y solemos ver oasis en plenos desiertos con la esperanza de que este príncipe no se transforme en sapo al momento de entregarle el corazón, pero ¿cómo estar segura?

Por mucho que los batracios consigan disfraces que los hagan aparentar ser hombres responsables, enamorados y comprometidos en la relación existen algunas claves que te permitirán darte cuenta ¿Qué tan en serio va ese chico contigo?

¡Levanta las antenas e interpreta las señales!

1) Identidad secreta

Si de tu chico no sabes donde vive, ni cuantos hermanos tiene, si ves que lleva encima más de un móvil y te dice que le llames a uno en especial ten mucho cuidado, podemos estar ante un mentiroso compulsivo que tiene cosas que ocultar.

Es lógico que uno no va a andar contando su vida durante la primera cita ni vas a invitar a conocer a tus padres a la persona con la que has comenzado a salir, pero si no comparte información tan general como el número de hermanos que tiene, la actividad a la que se dedica o si ves que sospechosamente se aparta de ti para contestar el móvil, quiere decir que algo no va muy bien.

¡Ponte las pilas!

2) Siempre tiene algo más importante qué hacer

Es necesario que cada quien tenga su vida, sus amistades, actividades y espacios para seguir creciendo como individuo pero si en su agenda nunca hay espacio para verte, es evidente que necesitas reflexionar acerca de la conveniencia de seguir adelante.

Es posible que para algunos hombres el perderse un partido de su equipo favorito es un sacrilegio pero si el plan es quedarse a ver una película de esas malas de fin de semana que pasan en la tele en casa de sus amigos en lugar de verla contigo, algo no está funcionando bien.

3) No te hace sentir especial

Está bien que nuestra pareja nos integre a su grupo de amigos, pero también nos gusta que nos recuerde que dentro de todos ‘somos especiales’, si llegas a una reunión y notas que a sus amigas las trata como a ti (les dice de la misma forma y tiene las mismas atenciones) puede ser una señal de que tal vez no sea la clase de chico que te hará feliz porque para él todas las mujeres son iguales.

Otra forma de darte cuenta de que las cosas no van muy bien es analizando su comportamiento para contigo cuando salen con los amigos, ¿Te pregunta si quieres algo de beber?, ¿Te incluye en la conversación?, ¿Cómo te presenta con sus amigos?, ¿Te presenta o pareciera como si al entrar en contacto con sus amigos tu pasas a la cuarta dimensión y deja de verte?

¡Mucho cuidado!

4) Alérgico al compromiso

Te ha dejado muy claro muchas veces que él no cree en el matrimonio pero el problema no se queda ahí aunque puede darse el caso de que sea un cara dura que te dice que sí cree en el matrimonio solo para que tú escuches lo que quieres, sin embargo pon mucha atención a su reacción cuando lo invitas a un compromiso con tu familia ¿Cómo reacciona?

¿Es de esas personas que siempre tienen algún pretexto para no ir? Llevas con él un tiempo considerable, te has enterado de la boda de su hermana (en la que fue padrino), de su graduación y el aniversario de sus abuelos y ¡no te ha invitado a nada!, o de plano este chico es de Marte o no quiere llevar su relación más allá de lo superficial.

5) Soltero empedernido

Si todo el tiempo se la pasa diciendo que el mejor estado civil de la humanidad es ser solteros y cuando se entera de una boda dice ‘¡Pobrecitos!’ evalúa si quieres seguir con alguien que tal vez no te pueda ofrecer la idílica y estable relación que estás buscando.

Si no te incluye en sus proyectos futuros y solo habla de él como si no mantuviera una relación con nadie, elige tus mejores bambas y corre con todas tus fuerzas, ya encontrarás a quien te valore y haga planes a futuro.

Aunque si tú también solo quieres vivir el momento, no huyas.

6) No toques mis cosas

Sabemos que hay que respetar las posesiones ajenas pero ¿Se pone como toro enfurecido si algún día coges su ordenador para navegar en Internet?, o tal vez sea de los que prefieren caminar por la calle junto contigo cada uno por su lado (como temeroso de que alguien lo vea) y no se le ocurre tomarte de la mano.

Si viven juntos y le pides que modifique algunas cosas como tirar los restos de saliva del vaso del cepillo de dientes y no lo hace (aparte de ser un guarro) puede estar dando a entender que no está dispuesto a compartir su espacio y no desea una relación que lo lleve a compartir su esencia.

7) No toma en cuenta tu opinión

La primera vez que salieron te llevó a ver una película del oeste y le mencionaste que no te gustan ese tipo de filmes porque sufriste un trauma ya que de pequeña cuando estabas en la guardería te disfrazaron de vaquerita, te caíste en el escenario con los botines y todos los niños vieron tus calzones por lo que te pusieron de apodo ‘holancitos rosas’, pues parece ser que no te escuchó o que estaba pensando en un remedio contra el calentamiento global cuando le hiciste esa confesión tan importante para ti porque la semana siguiente ¡te lleva al rodeo!

Este tipo de conducta no solo se refleja en las opciones de ocio que elige para pasarlas contigo, también en los comentarios que hace, en el trato que te da o en el hecho de que no haga el mínimo esfuerzo por tirar los residuos orgánicos en el contenedor que les corresponde, tal y como le has indicado muchas veces.

Simplemente tu opinión no cuenta, parece que hablas en mandarín.

8) Nunca se fija cuando te arreglas

Decidiste que querías dejar atrás el negro azabache y te transformaste en rubia platino de un día para otro, todo el mundo te felicita por el cambio y cuando ves a tu chico no te dice NADA, si no percibe un cambio tan radical olvídate que identifique cuando te cambias la forma de la ceja o pruebas un nuevo tono de labial.

Los hombres son un poco distraídos, pero si nunca te halaga o se da cuenta de los cambios que haces con tu imagen es muy desmoralizante, no te apagues y mejor ¡cambia de sintonía!.

9) Miraditas furtivas a otras mujeres

Pareciera que cuando salen te transformas en su hermana ya que puede voltear a ver a otras chicas sin el menor cuidado ni discreción.

La mayor parte de los hombres suelen voltear a ver a las mujeres que pasan, lo que resulta muy incómodo para sus parejas pero hay algunos que arrancaron de su diccionario la página donde viene definido el concepto de ‘madre’ y de ‘vergüenza’.

10) Confusiones desafortunadas

Llegan al bar de moda y el mesero te saluda amablemente preguntando “¿cómo va todo con el caniche al que te llevaron para que le cortaras un poco el pelo y sin querer terminaste rapándolo?” Evidentemente tú te quedas con cara de signo de interrogación ya que eres alérgica a los perros y esa es una de las grandes frustraciones de tu vida, sin embargo en ese momento la sangre te hierve por dentro y estarías dispuesta a depilar cada parte velluda del orangután infiel que tienes a tu lado.

Existen otros casos perdidos para la ciencia en donde el interfecto se confunde de nombre (su neurona no está para exigirle tanto) y te llama con el nombre de otra persona, esto es para borrarlo de tu agenda, de tu vida y de tus recuerdos.

Pues ahora ya conoces estas señales, ponte muy atenta para detectarlas y ve midiendo la temperatura y el nivel de compromiso de la relación, después de ello, toma la mejor decisión.

Ver Más…

Las conquistas de Madonna… ¿Se acordará de todos?

Analiza la compatibilidad con tu pareja según los cuatro elementos

Autor: Karina Santillan

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *