Cinco ejercicios para luchar contra el colesterol

Ejercicios para controlar el colesterol

Prevenir la aparición de colesterol (o reducirlo si ya forma parte de nuestra vida) es mucho más importante de lo que podemos imaginar. El colesterol se va depositando en las paredes de nuestras arterias y, al colapsarlas, puede provocarnos un infarto de corazón o cerebral. De ahí la importancia de mantenerlo a raya tanto con la alimentación (evitemos grasas saturadas, bollería, salsas industriales o el abuso de las carnes rojas y los embutidos) como a través del ejercicio físico.

Ya sabéis que nuestro interés por practicar deporte no debe reducirse a nuestra motivación por tener una silueta envidiable y que nuestros objetivos saludables deben ser los primeros que nos guíen hacia la práctica habitual de determinados ejercicios.

Hoy os mostraremos cinco de los que, según nos explican desde el Instituto Flora, nos ayudarán a controlar el colesterol sin la necesidad de salir de casa. Tomad nota:

a) Saltar a la comba: Estamos familiarizados con él desde nuestra infancia y, ahora, puede ayudarnos a mejorar nuestra salud física. Recordad que conviene habituar el ejercicio a la edad y la condición física de cada una. ¡No os machaquéis!

b) Subir las escaleras de casa: No seáis perezosas y perded de vista el ascensor.

c) Sentadillas o split: Para añadirles un poco de dificultad, sostener libros de poco peso con los brazos.

d) Skipping: Consiste en saltar sobre nuestro propio eje levantando las rodillas hasta donde podamos.

e) Flexiones: Si os cuestan demasiado, hacedlas con las rodillas sobre el suelo.

Como podéis apreciar, mantenerse mínimamente en forma es sencillo, barato y no tiene porqué robarnos demasiado tiempo. Basta con que nos quitemos la pereza de encima y tengamos un poco de fuerza de voluntad.

Si queréis ir un poquito más allá de lo mínimo e indispensable para mover el cuerpo y el corazón, recordad que los especialistas, según nos detallan desde Flora, recomiendan la práctica diaria de 30 minutos de ejercicio, sin sobrepasar el 65 o 70% de la frecuencia cardíaca. ¡En marcha!

Autor: Elena Fernández

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *