Cariño, ¡No tomes leche que hoy quiero hacerte el amor!

No es una tontería, esta frase se va a empezar a repetir en los dormitorios dentro de nada porque un sesudo estudio dice que mientras que el sexo favorece el sueño en los hombres a las mujeres les va mucho mejor la … ¡Y no son compatibles!

Parece ser que practicar sexo antes de dormir consigue en el cuerpo masculino una sensación de relax ya que después del orgasmo se acelera el proceso de descanso.

En el caso de las mujeres el efecto no es el mismo ya que según Eduard Estivill, director de la Unidad de Alteraciones del Sueño del Hospital General de Cataluña, para nosotras el sexo puede provocar insomnio ya que la mujer permanece más tiempo estimulada y llega más tarde a la relajación.

La explicación es de carácter hormonal, las mujeres tienden a tener mayores problemas para conciliar el sueño por el ciclo menstrual, el embarazo, la maternidad y la menopausia e incluso por el síndrome del ovario poliquístico (SOP), un trastorno que afecta a una de cada 15 mujeres en el mundo y que es consecuencia de un exceso de hormonas masculinas.

En cambio tras varios estudios han detectado que el consumo de un vaso de leche antes de acostarse es lo mejor para que nosotras conciliemos el sueño ya que así se genera más melatonina, una sustancia esencial para conseguir un buen descanso.

Ver más…

Autor: Ana Belen Pacheco redactora freelance

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *