Beneficios psicológicos del yoga

La práctica regular de yoga tiene muchos beneficios físicos, pero también psicológicos. El yoga nos permite mejorar la concentración, la atención y lograr un mejor equilibrio con nosotros mismos. A continuación, te contamos cuáles son algunos de los beneficios psicológicos más importantes que brinda su práctica frecuente.

Reduce el estrés

Hoy en día, vivimos sobre exigidos y acumulamos estrés de más en nuestro día a día. El yoga, precisamente, será una excelente forma de bajar el estrés. Baja tensiones, relaja los músculos y calma la mente.

Mejora el sueño

En continuación con lo anterior, el yoga también mejora el sueño: si estás sufriendo de insomnio o tienes un sueño muy liviano, está práctica ancestral te será de gran ayuda. Verás cómo lograrás un  mejor descanso, tanto en calidad como en cantidad, ya que la práctica de yoga aumenta también la producción natural de melatonina.

yoga

Mayor plenitud

El yoga también incrementará tus niveles de serotonina, o también llamada la “hormona de la felicidad”. Así como el ejercicio, el yoga te ayudará a sentirte más pleno y feliz.

Más longevidad y mejor calidad de vida

Cuando el yoga se hace un hábito de vida, las personas gozan de más y mejor salud, y en consecuencia, suelen ser más proclives a llevar una vida sana y equilibrada, en todos sus aspectos. Su práctica previene las enfermedades neurodegenerativas, fortalece el corazón y mejora el estado de ánimo, todo lo que resulta en una mayor expectativa de vida.

Mayor concentración

La concentración es algo muy importante para nuestra vida diaria. El yoga, en especial, trabaja sobre la atención, sobre el “aquí y ahora” y, en consecuencia, sobre la concentración. Te ayudará a aprender más fácilmente y a potenciar la memoria, entre otros beneficios cognitivos.

Imágenes: yogaysalud.es

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *