¿Beber leche de vaca es bueno o malo?

Últimamente son muchas las noticias contradictorias que leemos y oímos sobre beber leche de vaca. Mientras una gran parte de expertos la defienden y recomiendan, otros aconsejan dejar de tomarla después de bebé. En este post vamos a enumerar los pros y los contras del consumo de leche para que podáis sacar vuestras propias conclusiones.

Aunque la leche es uno de los alimentos más consumidos, cierto es que quizás por las dudas generadas por las informaciones que apuntan a que es mejor no tomarla, su consumo ha descendido en un 15% en los últimos años y que quien sí que la consume, toma un vaso diario de media.

Comenzamos por las ventajas de su consumo. La leche tiene un alto valor nutritivo, ya que contiene hidratos de carbono, proteínas, grasas, vitaminas y minerales. Así, el Ministerio de Agricultura defiende que hay que consumir entre dos y tres vasos diarios, ya que es fuente de calcio básica para prevenir la osteoporosis.

beber_leche

Por el contrario, algunos expertos apuntan que si tomamos leche más allá de los primeros meses de vida nuestro cuerpo podría perder la enzima lactasa, que es la que permite digerir correctamente la lactosa. Además, otras voces apuntan a que nuestro cuerpo únicamente está preparado para la leche materna, lo que excluye a la de animales como la vaca, ya que la población, según esta teoría, es intolerante a la lactosa.

Y para comprobar esta teoría, lo que recomiendan es dejar de tomarla durante un tiempo y después retomar su consumo. De este modo, si después tenemos reacciones como gases, dolores de articulaciones o diarrea, sería un signo evidente de que somos intolerantes y por tanto, deberíamos abandonar su consumo.

Y por otro lado, los expertos ya de entrada recomiendan no tomar leche en ningún caso si padecemos alguna enfermedad de la piel, si tenemos exceso de mucosidad, si somos alérgicos a la lactosa, o si tenemos diarreas o acidez gástrica.

Imágenes: 1001consejos.com y okdiario.com

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *