Bebe agua en abundancia para evitar la deshidratación

Otro año más llega el momento de hacer balance de lo acontecido durante los meses que dejamos atrás y fijarnos nuevas metas de cara al 2015. En nuestra lista de propósitos suelen aparecer, año tras año, deseos relacionados con la salud y el bienestar, ya que el ritmo de vida acelerado y las tareas del día a día hacen que tengamos menos tiempo para dedicarnos a cuidar nuestro cuerpo y nuestra mente.
¿Pero sabes cuál es el propósito fundamental y más fácil de conseguir? Mantenerse bien hidratada. Nuestro cuerpo está compuesto en un 60% por agua, un elemento vital para su correcto funcionamiento a todos los niveles durante todo el año. El agua no sólo calma nuestra sed y nos refresca, sino que repercute en muchos procesos corporales y físicos que nos harán sentirnos mejor. Algunos de estos son:

  • Evita la sequedad de nuestra piel y nuestro cabello, contribuyendo a su hidratación, luminosidad y aspecto saludable.
  • Elimina las toxinas que se almacenan en nuestro cuerpo a causa de la contaminación y los malos hábitos alimenticios. Del mismo modo, después de hacer ejercicio, el agua nos ayuda a reponer electrolitos y a recuperar la hidratación perdida a través de la sudoración.
  • No aporta calorías a nuestra dieta, lo cual, sumado a que evita el estreñimiento, regula el apetito y estimula el sistema metabólico, ayudándonos a mantener nuestro peso.

Pero no sólo la cantidad de agua es importante, sino que lo es aún más su calidad. El agua de nuestros hogares puede contener impurezas como cal o cloro, y esto puede repercutir a nuestra salud y dificultar nuestro propósito de estar más sanas. Para evitarlo, lo más recomendable es echar mano de un sistema de filtración de agua, como por ejemplo el que incorporan los productos de la marca BRITA, que aseguran una hidratación de calidad allí donde estés.

En el trabajo, mientras haces recados o durante una sesión de ejercicio, puedes disfrutar de agua filtrada gracias a la botella BRITA Fill&Go , que combina funcionalidad y diseño. Una vez en casa, las jarras BRITA o el sistema de filtración integrado On Tap, que se instala en el grifo de la cocina, te asegurarán un agua libre de impurezas, ideal no sólo para beber sino para cocinar, preparar infusiones o cafés, hacer cubitos de hielo… De esta forma aseguras una hidratación óptima en cualquier momento y en cualquier lugar.

Por si esto fuera poco, con el sistema de filtración de agua podrás cumplir otros dos propósitos: ahorrar en la lista de la compra y cuidar del medioambiente, ya que no necesitarás comprar agua embotellada y contribuirás a reducir la producción de envases de plástico.

Imágenes: Brita

Autor: Alba Gatell

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *