Apúntate a la dieta alcalina

¿Cuántas de nosotras estamos intentando llegar a nuestro peso ideal pero no lo conseguimos? Si nos hicieran un exámenes sobre dietas seguramente aprobaríamos sin ningún problema porque nos sabemos a la perfección en qué consisten cada una de ellas pero, a nosotras en particular, no nos han servido. No perdáis la esperanza. Desde Nosotras.com nos unimos a vuestro objetivo y para ayudaros a adelgazar, os informamos sobre la dieta alcalina.

La dieta alcalina nos gusta porque evita el efecto rebote. A diferencia de muchos otros planes de adelgazamiento, la dieta alcalina os ayudará a mantener vuestra figura una vez alcanzado el peso ideal porque gradualmente hará vuestro cuerpo sano.

¿En qué consiste? La clave de la dieta alcalina consiste en mantener un equilibrio sano del pH en el cuerpo. Para ello, debéis aumentar la ingesta de alimentos alcalinos y reducir los alimentos ácidos. Idealmente, deberíais consumir el 80% de alimentos alcalinos y el 20% restante serían alimentos ácidos ya que una dieta con base alcalina es beneficiosa para la salud, porque reduce los alimentos procesados, las proteínas animales, el azúcar y la cafeína y aumenta el sodio, el potasio, el magnesio y el calcio en el cuerpo.

Para las que la denominación de alimentos alcalinos os suene a ruso, debéis saber que son las frutas (manzana, naranja, limón, mandarina, pomelo, plátano, pera, uva…), las verduras crudas o cocinadas al vapor (espinacas, lechuga, zanahoria, apio, patatas, boniatos, nabos, tomates, coliflor, judía verde pepinos, escarola, alcachofas, berenjenas, guisantes, apio…), las legumbres (garbanzos y judías blancas), los cereales integrales (quínoa, mijo, arroz y trigo sarraceno), y los aceites y las semillas (aceite de oliva, girasol, semillas de calabaza, sésamo, girasol…).

alimentos-alcalinos

Aunque parezca muy simple, empezar de golpe la dieta alcalina es muy complicado, es decir, no intentéis sustituir de un día para el otro todos los alimentos ácidos por alimentos alcalinos. Lo ideal es ir poco a poco y eliminar de forma progresiva los alimentos ácidos: uno por semana podría estar bien.

Imágenes: Pinterest

Autor: Anna Güell

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *