Amaxofobia: ¿Se puede superar el miedo a conducir?

La amaxofobia es el miedo irracional a conducir, y normalmente se manifiesta con mucha ansiedad al volante y pánico a coger el coche. Hay muchas fobias y algunas son más fáciles de sobrellevar, pero hay otras que condicionan más la vida y las rutinas diarias.
El miedo a conducir es un problema mucho más habitual de lo que pueda parecer. Es un proceso en el que la persona percibe el tráfico como una amenaza, y a los demás conductores como peligrosos y se siente incapaz de afrontar el reto de conducir.

Causas de la amaxofobia

  •  Estrés postraumático como consecuencia de haber sufrido o presenciado un accidente de tráfico.
  • Tener poca experiencia en conducir de manera regular, o haber pasado mucho tiempo sin conducir.
  • Problemas psicológicos, estrés, ansiedad, baja autoestima, aparición de ataques de pánico.
  • Miedo de conducir por la noche.
  • Conducir por autopistas, carreteras, puentes.
  • Conducir solo.
  • Condiciones climatológicas adversas, etc.

Estos son algunos factores que pueden terminar generando miedo, ansiedad y crear un cuadro de amaxofobia.

Perfil de las personas que la padecen

Personas mayores de 40 años y generalmente mujeres, aunque hay muchos hombres que ocultan su ansiedad. Muchos hombres se resisten a admitir que tienen miedo a hacerlo.

Pautas para superar la amaxofobia

Se puede superar el miedo a conducir, hace falta esfuerzo y constancia, con el tiempo dejarás atrás eso que te paraliza cada vez que piensas encoger el volante.

  • El primer paso es querer perder el miedo: La voluntad de querer cambiar esos hábitos de sentir miedo cuando piensas en conducir.
  • Saber el origen de ese miedo: Puedes recurrir a un especialista para que te ayude a determinar de dónde procede el miedo. Es importante que intentes determinar el origen de tu miedo, muchas personas lo experimentan luego de un accidente, otros no logran ubicar el porqué. Debes conocer de dónde viene, para poder resolverlo de manera rápida.
  • Es importante comenzar a dar pequeños pasos: Conduciendo bajo supervisión, por una zona calmada que te porque te permita adquirir seguridad y acostumbrarte al volante.
  • Sí realizando esos pasos no logras superar el miedo debes acudir directamente a un experto: Además de realizar técnicas de respiración y relajación, para evitar el estrés y la tensión. Estas técnicas te darán seguridad y te ayudarán a manejar la ansiedad. Trabajando con el especialista y las técnicas lograrás manejar el miedo y sentirte muy seguro de ti mismo.

Tratamientos médicos: Algunos pacientes han complementado un tratamiento psicológico con cursos prácticos y confirman que la amaxofobia desaparece.
Lo fundamental es que pongas tu esfuerzo y determinación, además de creer que es posible superarlo.

Imágenes: RTVE, Autobild, Formación y Estudios.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *