¿Qué alimentos tienen propiedades antiinflamatorias?

La inflamación es una respuesta de nuestro organismo ante una agresión externa, por ejemplo un infección vírica, bacteriana o una intolerancia alimenticia. Si ocurre algún fallo en el proceso de reparación  el cuerpo se está recuperando del daño, es cuando se produce la inflamación. Esta reacción puede ser puntual, circunstancial o crónica, en cuyo caso se torna de gravedad y puede desembocar en enfermedades de tipo degenerativo, respiratorio e incluso, en cáncer.

La mala alimentación, rica en grasas y azúcares y exenta de los nutrientes esenciales antioxidantes, como frutas y verduras, puede favorecer la aparición de una inflamación crónica. De ahí la importancia de qué comemos, cuánto y cómo lo comemos, más allá de la talla de la ropa. Aparte de recomendaros que eliminéis de forma definitiva la bollería industrial y la comida basura, incluidos los productos procesados que venden en los supermercados bajo la etiqueta de “saludable”, os pido también que anotéis algunos alimentos con propiedades antiinflamatorias. Algunos son más exóticos y otros los vais a encontrar sin problema en vuestro menú diario.

La cúrcuma, también conocida como oro indio , se utiliza como especia y como hierba medicinal. Sus propiedades antiinflamatorias se conocen y estudian desde  la medicina tradicional china y se destaca su carácter purificador y protector del hígado. De sabor algo picante, se puede añadir a los arroces o a platos de carne. También a guisos. Potencia a la apariencia del plato sin ser tan fuerte como los más conocidos curry y azafrán, de aspecto parecido.

El jengibre está más introducido en España gracias a la comida oriental y se puede encontrar en los puestos de verdura de los mercados. Tiene un sabor muy peculiar, difícil de definir y que le da un toque especial a las sopas.Como complemento medicinal, es válido para las afecciones intestinales. Lo puedes tomar en infusión, pastillas y envasado en aceite.

La piña, buen diurético, indicada en las dietas poco calóricas y para las personas que retienen líquido también se utiliza en procesos inflamatorios, debido a la acción de la bromelina .Se recomienda tomarla después de comer si se padece de gases, se tienen malas digestiones y dolor de estómago.

El pescado azul, debido a sus buenos niveles de Omega 3, una de las armas contra la inflamación más contrastadas en múltiples estudios. De ahí que no falte en ninguna dieta. El único inconveniente es que a veces este tipo de pescado tiene altos niveles de mercurio. Con un consumo normal no será problema. La lechuga y otros vegetales de hoja verde, muy ricos en antioxidantes son asimismo un natural contra la inflamación. Otro clásico de las dietas sanas.

Por último, os invito a probar el aceite de Krill, un pequeño cangrejo que incluyen en sus sopas algunos países asiáticos como Corea y Taiwan . El concentrado del aceite de este crustáceo se vende en pastillas y es una fuente maravillosa de Omega 3.

Ata Pouramini es director de Quiropractic Valencia y autor, entre otros, de Escuela de la Espalda y “Tú eres tu medicina.Es orientador en salud, experto en nutrición y uno de los quiroprácticos más reconocidos . Estudió Nutrición en la Oxford Brooks University, es Licenciado en Ciencias Humanas, Master en Ciencias Quiroprácticas, Doctor en Quiropráctica  y miembro de la Asociación Española de Quiropráctica. 

Imágenes: Pinterest

 

Autor: Ata Pouramini

atprm!6336

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *