Alimentación vegana: ¿En qué consiste?

Una alimentación vegana consiste en planificar tu alimentación excluyendo cualquier cosa que se relacione con el mundo animal como la carne y sus derivados, leche, queso, yogur, huevos, miel y todos los productos manufacturados a base de carnes. También rechaza el consumo de prendas o productos de belleza que provienen del mundo animal, su filosofía se basa en defender a los animales alegando que deben recibir el mismo respeto y trato que el ser humano.

¿Qué se entiende por una alimentación vegana?

Es necesario estudiar un poco de nutrición para evitar carencias nutricionales que puede provocar este tipo de dieta. Las carencias más importantes son las proteínas y la vitamina B12. Esta dieta tiene beneficios muy importantes para tu salud. Aún así, es imprescindible saber equilibrar de manera correcta los alimentos.

Alimentos alternativos

  • Sustituye el pollo y la carne por hamburguesas vegetales, salchichas de tofu o seitán, que es carne vegetal.
  • Cereales integrales, semillas, arroz integral.
  • Consume ensaladas, verduras frescas y frutas.
  • El déficit de proteínas se puede suplir mezclando cereales con legumbres como: arroz con lentejas, alubias o frijoles en la misma comida. Es una dieta muy rica en fibras, baja en colesterol y en grasas saturadas.
  • La alimentación vegana tiene muchas ventajas para la salud incluyendo la prevención de enfermedades cardíacas, diabetes y algunos cánceres.

Deficiencias nutritivas de la alimentación vegana

  • Esta dieta puede provocar la falta de las siguientes vitaminas: B12, hierro, calcio, zinc, ácidos grasos, Omega 3.
  • Por lo tanto, para evitar este tipo de inconvenientes las personas veganas deben tomar suplementos nutritivos que contengan los compuestos que están ausentes en su dieta habitual.
  • Esta dieta no es apropiada para ciertas etapas de la vida muy concretas como: niñez, adolescencia, embarazo, lactancia o tercera edad. Estas etapas tienen necesidades nutricionales más exigentes y completas. En algunos casos, es necesario consumir proteínas de origen animal que la dieta vegana no contempla.

Si mantienes una filosofía vegana en cuanto a alimentación, vestimenta y cuidado del medio ambiente, es recomendable que realices una visita a un nutricionista para que te explique tus necesidades alimentarias de manera personalizada, ya que cada organismo reacciona de manera diferente. De esa manera, te mantendrás saludable y seguirás una  alimentación equilibrada.

Imágenes: Rebañando, Efe Estilo.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *