¿Cómo afecta el frío en los ojos?

El frío afecta a nuestros ojos ya que las bajas temperaturas tienden a resecar la membrana mucosa que cubre el globo ocular y la córnea, produciendo sensación de sequedad. Las glándulas lacrimales producen menos lágrima y proporcionan menos lubricación en el ojo.

¿A quiénes afecta?

  • Afecta entre un 10 y un 20% de la población total, aunque su incidencia aumenta después de los 40 años llegando a afectar a un 75% de los mayores de 65 años.
  • Es más frecuente en mujeres durante el climaterio, cuando se produce una disminución de los estrógenos.
  • También las mujeres embarazadas por los cambios hormonales.
  • El uso de anticonceptivos orales.
  • Déficit de vitamina A.
  • Menopausia.
  • Enfermedades reumatológicas.

El tratamiento más común es el uso de lágrimas artificiales para combatir temporalmente la sequedad. En ocasiones es necesario la administración de fármacos que disminuyan la inflamación ocular.

Consejos para evitar los ojos secos

Gafas de sol: Son una herramienta excepcional para proteger los ojos del frío. Con las gafas se puede evitar la exposición directa de los ojos ante el frío y el viento, también impide la entrada de pequeñas partículas de arena o polvo.


Evita lugares con calefacción elevada: Si pasas mucho tiempo en un lugar con la calefacción alta como ser en tu casa o en el trabajo, el uso de un humidificador ayudará a evitar esa sequedad y purificar el aire.
Parpadear con mayor frecuencia: Sobre todo si pasas muchas horas trabajando delante de un ordenador, o al mirar la TV.
Consumir alimentos ricos en Omega 3: Pescados vegetales verdes y semillas, es una manera de con buena salud y combatir el frío.
Evitar el uso de colirios con corticoides: Pueden agravar la condición, es mejor evitar la utilización de cualquier producto, sin ser recomendado por un especialista.


Existen muchos tratamientos que se relacionan con la sequedad ocular. Es muy importante acudir al especialista, para que haga un diagnóstico de tu problema y recomiende el tratamiento adecuado. Estos consejos pueden aliviar los síntomas especialmente en épocas de bajas temperaturas. Pero si tus molestias no mejoran, o son persistentes, lo más recomendable es acudir al especialista indicado para evitar problemas mayores.

Imágenes: Hacer Familia, Biut, HSB Noticias, Diario de Navarra.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *