Ocho alimentos para superar la gripe, ¡eficaz!

En estas épocas del año es normal descuidarse y coger algún resfriado o proceso gripal. Y no hay nada peor que tener que pasar las fiestas entre medicamentos y pañuelos. Es por eso que, gracias a nuestro experto en nutrición Ata Pouramini, os damos los alimentos que os pueden ayudar tanto a superar el catarro como a prevenirlo. Porque no hay nada mejor que combatir el resfriado con productos naturales en vez de compuestos químicos. ¡Tomad nota!

  • Zanahoria cocida. Ayuda a estimular las defensas de nuestro organismo. Es perfecta en un buen caldo casero de invierno.
  • Acelga. Sus propiedades detox nos ayudarán a despedirnos del resfriado antes de tiempo.
  • Remolacha. Este tubérculo es uno de los alimentos más saludables que existen. Tiene propiedades anticancerígenas, antiinflamatorias y antioxidantes. Además, ayuda a retrasar el envejecimiento tonificando la piel.
  • Nueces de Brasil. Son ricas en vitaminas B, D y selenio.
  • Pomelo. Además de ayudar en el proceso de curación, un vaso de zumo natural ayuda a aumentar nuestras defensas. Con un vaso de pomelo al día es difícil resfriarse.
  • Ajo. Cura y desinfecta el organismo, y tiene propiedades anticancerígenas. Eso sí, intenta no abusar de él en la cocina o harás pocos amigos.
  • Arándanos rojos. Además de ser idóneos para combatir la cistitis, ayudan a proteger el sistema inmunológico de nuestro organismo y luchan contra los agentes externos gripales.
  • Jengibre. Ayuda a nuestras defensas. Alimento ideal para estas fechas: podéis preparar algún bizcocho a base de jengibre o galletas en forma de árbol de navidad.

arandanos

Hay muchos otros alimentos que pueden ayudarnos a combatir el catarro, sólo es cuestión de prevenir mejor que curar. Intentad evitar los compuestos químicos, ya que a largo plazo acaban siendo perjudiciales para la salud, sobretodo si son tomados con regularidad. También recomendamos beber té regularmente, sobretodo en estas fechas, cuando nuestro organismo está en fase de alerta y necesita un pequeño ‘empujoncito’ a la hora de hacer la digestión debido a las copiosas comidas.

Imagen: vida activa

Autor: Liz Claverí

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *