7 Remedios naturales contra el asma

El asma, dolencia que afecta a unas 235 millones de personas en todo el mundo, resulta cuando las vías respiratorias se hinchan o estrechan más de lo común, provocando dificultades para respirar, entre otros síntomas. Aunque en casos de asma el tratamiento siempre lo debe indicar un médico especialista, que en la mayoría de ocasiones recomienda el uso de un inhalador para tratar los ataques de asma, en este post os vamos a informar de algunos remedios caseros complementarios para ayudaros a combatir esta dolencia.

  • Aceites esenciales: Frotar el pecho y realizar un suave masaje con aceites esenciales de eucalipto, pino, romero o mejorana ayuda a curar el asma.
  • Ajo: Por sus propiedades antiinflamatorias, el extracto de ajo reduce significativamente la inflamación de las vías respiratorias.
  • Cebolla: Esto es porque se trata de un vegetal que contiene un compuesto llamado tiosulfinato; y quercetina, un flavonoide que ayuda a relajar los bronquios y a disminuir la constricción de las vías respiratorias.
  • Cúrcuma: Se trata de una especia con múltiples propiedades antiinflamatorias y expectorantes. Para consumirla y poder beneficiarte de ello, puedes mezclar una cucharada de cúrcuma con agua tibia y beberla.

respiracion_ejercicio_1

  • Jengibre: El jengibre, por sus propiedades antiinflamatorias, es un buen aliado para combatir el asma. Podéis preparar un té troceando un pedazo de jengibre y añadirlo en agua hirviendo; o preparar un zumo con jengibre, jugo de limón y miel, por ejemplo, ya que son otros alimentos que favorecen la salud respiratoria.
  • Miel: Se trata de un expectorante y antiinflamatorio natural que ayuda a eliminar las flemas y por tanto, es útil para sacar el moco que se acumula en las vías respiratorias y bloquea el flujo de aire que puede agravar un ataque de asma.
  • Vapores de salvia: Esta planta tiene propiedades antiinflamatorias que resultan útiles para combatir el asma. Para preparar los vapores os recomendamos hervir varias hojas secas de salvia, y posteriormente respirar los vapores resultantes.

Si padecéis asma, además, os aconsejamos que evitéis los ambientes excesivamente contaminados o cargados de humo y que llevéis siempre un inhalador para tenerlo a mano en caso de sufrir una crisis asmática.

Imágenes: nosotras.com 

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *