7 factores que influyen en la salud de tu espalda

Cuidar la espalda es cuidar nuestra salud en general y nuestra vida. Pero no nos referimos a tomar medicinas cuando nos duele o a aplicarnos frío o calor, según la necesidad. Hablo de tomar conciencia de todo lo que supone el bienestar de esta parte de nuestro cuerpo. Una sensación no sólo física, sino también psicológica y emocional, que podemos lograr si vigilamos estos siete aspectos que desarrollo a continuación.

Flexibilidad: un bambú es flexible, no se rompe. Un cuerpo más flexible sufrirá menos lesiones. Cuando decimos que los niños son de goma nos referimos exactamente a esta cualidad. Para lograrla es necesario el trabajo, bien mediante ejercicio específico, bien mediante yoga, pilates u otras técnicas.

Fuerza: Este requisito previene la osteoporosis en las caderas y los huesos de la zona de la espalda. Debemos estimularla para que se fortalezca mediante actividad controlada. Los ejercicios deben incluir todo el sistema músculo esquelético.

Movilidad: la razón de que tengamos cientos de articulaciones en todo el cuerpo es muy sencilla: estamos hechos para movernos. Sin embargo, el cambio de vida, cada vez más enfocado al sedentarismo, perjudica nuestra salud en general y la de la espalda en particular. Sustituye toda la actividad que realices con ayuda por la que puedas hacer de forma natural: trasladarte a pie, subir escaleras, hablar por teléfono de pie y todo lo que se te ocurra.

Postura: como quiropráctico siempre hablo de la importancia de mantener una buena postura. No solo para prevenir problemas de la columna vertebral, sino para mejorar el estado mental y emocional. El ser humano tiene la tendencia de complementar los gestos no verbales y posturales de los otros, dee tal manera que si alguien se muestra poderoso con nosotros, tendemos a hacernos pequeños. No lo imitamos, hacemos lo contrario.Tu postura cambia tu mente y esta cambiará tu comportamiento.

Tu peso corporal: imagínate que tienes una mochila y cada tres meses, alguien te va poniendo un disco de dos kilos durante dos años . Al cabo de dos años sumarías dieciséis. No es necesario que nadie nos diga que tenemos que perder peso cuando tenemos sobrepeso: es algo que sabemos. Hay que ser valientes, tomar las riendas del cambio y hacerlo. Se puede. Cuida tu nutrición, eres lo que comes.

Actividad física: Si puedes hacer al día veinte minutos de actividad física moderada, será más que suficiente. Si permaneces sentado seis o más horas diarias estarás perjudicando tu salud tanto como si fumases un paquete de tabaco al día. Es decir, tu vida se puede llegar a reducir quince años. Lo afirman numerosas publicaciones internacionales y lo recogen trabajos de centros y universidades, que vienen analizando el fenómeno del sedentarismo tras la incorporación de las nuevas tecnologías en nuestra vida. Es lo que conocemos como sitting.

Prevención de accidentes: una de las razones principales que provocan dolores de espalda es algún tipo de caída o accidente de trafíco. Los accidentes muchas veces suceden en casa y también en el trabajo. Por supuesto ni qué decir tiene que si se conduce bajo la influencia de alcohol o drogas, o sin el cinturón de seguridad no sólo aumentos las posibilidades de sufrir un siniestro, sino que también ponemos en peligro a los demás.

Integridad de la columna: prácticas como yoga y pilates, la quiropráctica, osteopatía o fisioterapia preventiva y el ejercicio pueden ayudarte a tener una columna fuerte e íntegra.

Siete aspectos a cultivar en este 2018. Comienza poco a poco y enseguida verás los resultados.

Ata Pouramini es director de Quiropractic Valencia y autor, entre otros, de Escuela de la Espalda y “Tú eres tu medicina.Es orientador en salud, experto en nutrición y uno de los quiroprácticos más reconocidos . Estudió Nutrición en la Oxford Brooks University, es Licenciado en Ciencias Humanas, Master en Ciencias Quiroprácticas, Doctor en Quiropráctica  y miembro de la Asociación Española de Quiropráctica. 

Autor: Ata Pouramini

atprm!6336

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *