Falsos mitos sobre la salud de tus dientes. Descúbrelos.

Una mala higiene bucal no siempre es producto de la dejadez o la pereza.

En ocasiones creemos estar haciendo bien las cosas y siguiendo unos hábitos buenos para tener una salud bucal adecuada, pero en realidad estamos perjudicándonos. Descubre algunas prácticas comunes que pensamos que son correctas, pero que no lo son, todo lo contrario, no son nada recomendables o al revés… ¡Toma nota!

Cepillarse justo después de cada comida es bueno: ¡FALSO!

Esto puede incrementar más el daño que los ácidos que hayamos podido comer o beber en la comida hacen a nuestros dientes. Lo ideal es esperar entre 20 y 30 minutos para debilitar lo menos posible el esmalte dental.

No enjuagarse con agua nada más finalizar el cepillado: ¡VERDADERO!

Es recomendable no hacerlo, ya que tendremos una mayor exposición al fluoruro de los dentífricos logrando así una mayor protección frente al ataque de las bacterias.

 

 

Tomar zumo de frutas de forma habitual es bueno para los dientes: ¡FALSO!

Los zumos de fruta se consideran una bebida saludable, y lo son, muchísimo mejor que los refrescos o bebidas carbonatadas, para la salud y para nuestros dientes, pero lo que no es recomendable tomarlos habitualmente ya que también contienen bastante azúcar y aumentan el riesgo de caries.

Acudir al dentista cuando se sufre alguna molestia: ¡FALSO!

Las visitas al dentista deben producirse de manera preventiva y no solo cuando nos duele algo o sufrimos alguna molestia en la boca. Lo recomendable es visitar al dentista al menos una vez cada 6 meses.

Masticar chicle evita las caries: ¡VERDADERO!

Masticar chicles sin azúcar y con xilitol –un edulcorante natural que procede de la corteza de pino- estimula la secreción de saliva porque, al apretar las muelas mientras masticamos, producimos un fluido que genera mucha saliva, cuyas propiedades anti-bacterianas son bien conocidas. De este modo, podemos evitar que se produzcan caries.

 

 

 

El Dr. Iván Malagón es ortodoncista de referencia internacional en todas las técnicas, especialmente en ortodoncia invisible Invisalign, en la que ostenta la máxima categoría profesional –Invisalign Diamond Doctor-, siendo el único especialista con esta categoría por tres años consecutivos y el único ortodoncista español incluido en el selecto grupo internacional DSD Masters, integrado por profesionales altamente especializados en el Diseño Digital de Sonrisas, la técnica más avanzada para diseñar la sonrisa más armónica para cada paciente.

Autor: Alba Gatell

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *