¿Por qué beber agua embotellada no nos hace más bellas?

‘El agua es el la fuente de la vida’ pero ¿es igual el agua embotellada? Nos esforzamos en beber más agua de la que seguramente querríamos por sus propiedades vitales en nuestro organismo y las múltiples bondades que supone a nuestra belleza pero beber de botella tiene efectos secundarios.

No hay nada más importante para nuestra salud y nuestra belleza en general que gozar de una buena hidratación. Lo es prácticamente todo, no obstante bebemos demasiada agua embotellada y esto nos conduce a otros problemas que muchas veces desconocemos. Las botellas de plástico no solo son perjudiciales para el medio ambiente, atenta porque las razones que vamos a darte sobre porque no deberías beber agua embotellada no van a dejarte indiferente:

1.El agua embotellada corre el riesgo de contaminarse: Así es, exponemos las botellas de plástico al calor, al sol y a los rayos UV. En aquellos envases con código de reciclado 3 o 7 se pueden llegar a liberar un químico llamado Bisfenol A, en caso de que las capas externas del plástico se acabaran rompiendo -que es lo que suele ocurrir-. Si en lugar de este tipo de código de reciclado, la botella es libre en BPA, el tipo de Bisfenol que liberan es otro, el ‘Bisfenol S’. Ambos muy tóxicos y químicos para nuestro organismo.

Este tipo de químico se puede llegar a encontrar en otras latas o envases. Confirmó esta afirmación el bioquímico del Centro de la Universidad de Texas Cheryl Watson. ¿Qué pasa si me contamino? Según el bioquímico, en pequeñas dosis no es peligroso, todo lo más es que nuestro estrógeno, el que regula nuestro sistema endocrino, se vea afectado y nos modifique su forma de funcionar. En el peor de los casos, se asocian grandes dosis de estos químicos con la formación de enfermedades crónicas tipo asma, diabetes o incluso cáncer.

Tranquilas porque no se trata de que ahora no compremos agua embotellada, pero si sería mejor reducir la ingesta directamente de esta botella, utilizar más agua corriente -potable y bien filtrada- y proteger en neveras o lejos del sol el resto de envases que utilicemos para nuestros líquidos.

2.Pueden causa problemas de fertilidad: Esta afirmación se hizo al descubrir niveles altos de este químico BPA (del que hablamos en el punto anterior) en aquellas mujeres y hombres que estaban intentando quedarse en estado a través de un proceso de fecundación in vitro. Se tiene que estudiar más el caso pero, aún así, el BPA afecta a los estrógenos y éste a las diferentes para llegar a concebir un embarazo.

3. Nos expone a bacterias dañinas: No solo el agua embotellada en envases de plástico nos puede afectar a a salud, en botellas de vidrio parece ser que también. El kit de la cuestión está en que da igual el tipo de envase, al final lo acabamos reutilizando una vez tras otra y es inevitable que se agriete y deje pasar bacterias. Muchas son inofensivas pero el riesgo de poder coger otras es muy alto. Lo mejor en no beber agua embotellada pero si se hace que sea de manera reciclada, nada de reutilizar envases.

4.Cuestan cada vez más dinero: Que si con las etiquetas de los dibujos favoritos de tu hijo, o en envases chic en color rosa, o diseños más masculinos para deportistas, todos esto solo nos hace querer comprar esa botella de agua y, en algunos casos, pagar más por ella.

Imágenes: harpersbazaar.es, mejorconsalud.com

Autor: Elena Cano

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *