5 hábitos saludables para tu corazón y tus riñones

La salud es algo integral, y el cuidarla requiere prestar atención a todo nuestro cuerpo y mente, de manera holística. Un reciente estudio demostró que la salud cardiovascular y la renal están íntimamente ligadas. El estrés, el sedentarismo y la mala alimentación no solo ponen en riesgo la salud en general, sino también, y especialmente, la de nuestro corazón y riñones.

De acuerdo a un artículo recientemente publicado en la revista médica American Heart Association, las personas que siguen cinco pautas básicas en su estilo de vida para cuidar su corazón, también están reduciendo considerablemente el riesgo de sufrir algún tipo de trastorno renal.

Los riñones, por su parte, son los encargados de filtrar a diario la sangre del sistema circulatorio, separando desechos que luego son eliminados a través de la orina. A su vez, el corazón bombea la sangre a todo el cuerpo, incluidos los riñones – para que sea depurada -.

Un funcionamiento deficiente tanto de los riñones como del corazón compromete la salud y predispone a enfermedades. De hecho, problemas como la hipertensión o la insuficiencia cardíaca generan a su vez complicaciones en el sistema renal.

gestion_emocional_salud_corazon

Gracias a este estudio realizado en Baltimore, Estados Unidos, los investigadores pudieron concluir cinco factores para favorecer la salud cardíaca y renal y evitar trastornos.

  1. No fumar: Ya se sabe que el tabaco es nocivo y letal: el no fumar es una de las premisas para una buena salud. Si eres fumador (incluso pasivo) será esencial que dejes de serlo para cuidar tu salud, especialmente tus pulmones, corazón y riñones.
  1. Hacer 150 minutos de ejercicio a la semana: Para cuidar el corazón y el sistema renal se aconseja realizar una serie de ejercicios aeróbicos, de al menos treinta minutos, cinco veces a la semana. No será necesario que vayas al gimnasio ni te esfuerces demasiado, con salir a caminar a ritmo moderado / ligero, con andar en bicicleta o con hacer algunos movimientos en casa estará bien.
  1. Consumir al menos dos piezas de fruta al día: La fruta es necesaria e indispensable para la buena salud. Opta mejor por fruta natural, orgánica y sin procesar. El consejo es consumir una primera pieza en el desayuno, y una segunda a mediodía o a media tarde. Recuerda variar las frutas, no te limites solo a bananas o manzanas, cambia por frutas cítricas, ciruelas, peras, etc.

frutas

Será esencial a su vez que cuides tu alimentación en general, reduciendo el consumo de grasas y harinas refinadas, de dulces y sal, y eligiendo más bien productos integrales y sin colesterol.

4. Evita la grasa abdominal: Vigila tu cintura: la grasa acumulada en esta parte del cuerpo es factor de riesgo para el corazón y, como resultado, para los riñones. Si llevas una dieta sana y equilibrada, y realizas actividad física de forma frecuente no deberías tener este problema. De todos modos, presta atención y, llegado el caso, consulta con un profesional.

5. Cuida el colesterol: Otro de los factores de riesgo básicos: para mantenerlo a raya, será necesario cuides tu ingesta de colesterol y te hagas análisis de sangre de manera periódica. Se trata de un riesgo muchas veces silencioso que puede hacer estragos. Esencial es que adoptes y mantengas en el tiempo hábitos de vida saludables, por el bien de tu corazón y riñones.

Imágenes: i24web.com

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *