5 errores de comunicación en pareja, ¡ahórrate discusiones!

Muchos de los enfrentamientos de la pareja se deben a malentendidos a la hora de comunicarse. ¿Por qué? Decir que nosotras hablamos mucho y ellos escuchan poco no acaba de explicar las complejidades de los hábitos comunicativos entre hombre y mujer. Atenta a los errores más comunes.

A estas alturas, sobra decir que hombres y mujeres estamos hechos de pastas diferentes. Aunque las diferencias en campos como el laboral o el jurídico sean cada vez menores, nuestra forma de ser dista mucho de “acercarse”.

Quien más quien menos ha recurrido al título de John Gray, “Los hombres son de Marte y las mujeres de Venus” para explicar las desavenencias con su pareja. Realmente, el psicólogo de Houston dió en el clavo. Ya en la comunicación, la forma más primaria de relación, existen diferencias entre sexos. Son estas peculiaridades las que llevan a la pareja a discusiones (más bien absurdas) generadas por errores en la comunicación. ¿Quieres saber cuáles son los más comunes? ¡No los cometas!

1. Las cosas claras

A menudo se produce una relajación comunicativa en la pareja en al que ambos habláis “tipo telegrama”. Por ejemplo: ella dice de ir a cenar el viernes con unos amigos, pero no deja claro ni dónde ni con qué amigos. Llega el jueves y ella da por sentado que tiene una cita con su chico y sus amigos, pero ¡sorpresa! él ya ha hecho planes. ¿Resultado? Ella está a punto de asesinarlo y él no sabe de qué cena está hablando.

Si quieres hacer planes con tu chico, no lo dejes en el aire. É lno va a interpretar tus palabras y mucho menos tu voluntad. Así,
si dejas las cosas claras desde el principio no te llevarás decepciones.

2. Elige el momento adecuado para los temas importantes

Si quieres hablar de algo serio con tu chico, es mejor que escojas un momento en el que ninguno de los dos esté ocupado. Si necesitas que te preste atención, no intentes hablar con él mientras está viendo la tele: él se sentirá molesto y tu minusvalorada.

3. Quítale hierro al asunto

Las mujeres solemos utilizar frases como: “no te asustes”, “lo que te voy a decir no te va a gustar”, etc. para suavizar una conversación difícil. En ese intento por ir al grano y soltar el problema lo antes posible, lo único que logramos es que las alarmas de nuestro chico se disparen.

Cuando él oye estas “frases tranquilizadoras” se prepara para lo peor, lo que hace que esté nervioso y tenso. Intenta empezar con frases como “no es demasiado importante pero…”. Verás como está mñas receptivo.

4. Al grano, por favor

Si no supiera que te va a molestar, seguramente tu chico recurriría a esta frase en numerosas ocasiones. Seguro que has tenido más de una vez la sensación de que, después de un rato de conversación (en realidad, más que una conversación es un monólogo contigo misma) él mira hacia otro lado y desconecta. No es que no le interese lo que cuentas, pero sí que le son indiferentes los pequeños detalles.

La solución para dejar de hacer monólogos, pasa por deducir tu discurso o bien por incluirle en la conversación haciéndole preguntas.

5. No a la sinceridad 100%

Existe la creencia de que la sinceridad es básica en la pareja. Sin embargo a ti te encantaría que él pasara por alto esos quilitos que han dedicido asentarse en tu trasero y él podría vivir más tranquilo sin saber con cuántos hombres te has acostado.

En este sentido, no es absolutamente necesario que sepáis las frustraciones que que sentís el uno hacia el otro. No todas las manías tienen que ser tratadas y diseccionadas y menos cuando se trata de relaciones anteriores. En este caso, es mejor vivir feliz en la ignorancia.

Ver más…

¿Cómo te proteges?… ¡Los 5 Nuevos Métodos Antinconceptivos!

Debate: ¿Qué piensan las mujeres sobre el sexo anal?

Autor: Ana Pitarch

Comparte esta noticia en

1 Comentario

  1. esque no salen los comentarios?

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *